Crónica concierto The Kooks en la sala Razzmatazz

the_kooks_un_festival_por_dentro_1

10:30h de la mañana, 1 de mayo. El trayecto Valencia-Barcelona se me hizo más largo que de normal (el despertador me había sonado a las 6 de la mañana y, como todos sabemos, lo madrugones no le sientan demasiado bien a nuestro cuerpo) pero cuando llegué a Razzmatazz y vi este cartel se me pasaron todos los males. Era por la mañana y ya había cola (esos fans incondicionales que cambian un soleado día de playa por la acera “cómoda y bonita” de Razzmatazz, pasando frío por la mañana y sufriendo el calor a las 15h de la tarde) pero no fue hasta pasadas las 18h de la tarde cuando se empezó a caldear el ambiente. Olía a que apenas faltaba una hora para que abriesen las puertas y la gente ya se había cansado de esperar. La cola cada vez se hacía más larga.

La guinda del pastel

beegees2

¡Por dios que música! ¡Me está volviendo loca! (como diría mi madre)

Hay ciertas tiendas que no sabes si mirar ropa, comprar, bailar, saltar, cantar… Es la euforia de la música que estés donde estés te anima a disfrutarla.

Llegas un día a casa y tu abuela con la copla. ¡Bendita copla! Aunque no te guste la copla te animas a cantarla, y lo sabes. Al final terminas con tu abuela dando un concierto a los vecinos.

Estas conduciendo y escuches la emisora que escuches la música te incita a acelerar y a sentir la adrenalina de la velocidad.

Haces la faena de casa con los Bee Gees y vuelves a los 80, esa época en que tus padres “partían la pana” en la disco.

Te estás duchando y sabes que cantas mal, pero da igual cantas como si se te fuera la vida en ello.

Estar con tus amigos hablando de temas profundos y con la típica sinfonía nostálgica que hace que la conversación se convierta en un momento especial.

 

Alan Fitzpatrick – The Tetra EP

ALAN_FITZPATRICK_un_festival_por_dentro_1

El primer release del año por parte del sello Drumcode viene cargadito de potencia, la referencia número 123 del sello es una auténtica maravilla technera pero vamos, no es novedad que un tema del inglés Alan Fitzpatrick sea un rompepistas, ya que en muchas ocasiones nos ha dejado boquiabiertos con himnos como “Lexicon”, “For An Endless Night” y uno de mis preferidos para poner patas arriba la sala, “Always Something For Nothing”, todos estos temas han visto la luz a través de Drumcode, sello del que forma parte además de ser uno de sus pilares musicales fundamentales.

En esta ocasión Alan nos trae un EP llamado “The Tetra” constituido por tres cortes, el primero de ellos es el que da nombre al EP, una bomba a 126 bpm con un contundente bassline al puro estilo Fitzpatrick que junto a un continuo “clap” y a una atmosférica melodía, hacen de esta canción una auténtica pieza indispensable para un set de rompedor techno. Un tema distinto que como ya comprobamos algunos en el set de Adam Beyer en Electrobeach 2013, levanta al público como si no hubiera mañana.

El segundo corte, “We Are Forever Young” es más fiel al estilo Drumcode, contundente y oscuro bajo que junto a uno serie de “sintes” y una vocales árabes hacen de este tema un release más para la larga colección de contundencias del sello sueco (Drumcode), ¡muy recomendable también!

1992 es el nombre del último corte del primer EP de nuestro amigo Alan en 2014, una auténtica bacalada a 128 bpm, más próximo al techno que sale por sellos más oscuros y undergrounds como Warm Up Recordings (Óscar Mulero) que al Drumcode actual pero eso es bueno, los sellos no han de caer en la monotonía de sacar siempre lo mismo.

Desde Un Festival Por Dentro estamos seguros de que este EP sonará muchísimo en los clubs y festivales a lo largo del 2014 ya que lo merece.

Aquí os dejo un snippet del EP, subid el volumen y ¡darle al play!