Salamanca en un día

Salamanca es un ciudad pequeña pero con gran atractivo por un par de razones. La primera, por su interesantísimo patrimonio artístico y cultural. Y la segunda, porque es una reconocida ciudad universitaria con estudiantes de todas partes de España y del mundo y como tal, ¡tiene una oferta de ocio y fiesta estupenda! Por no hablar de su gastronomía y sus mundialmente famosos embutidos ibéricos y sus tapas.

Pero vamos por partes, empecemos nuestra visita relámpago:

Por la mañana

Plaza Mayor de Salamanca

Plaza Mayor de Salamanca

Vamos a partir desde la Plaza Mayor. Además de ser el centro de la ciudad, es visita obligada por su gran belleza, de estilo barroco, sus arcos y sus ornamentos. ¡Por no hablar de sus bares de tapas! Pero eso lo dejamos para la hora de comer. Ahora, si no habéis desayunado, aquí os podréis tomar algo y comenzar a la ruta.

Por la Rúa Mayor tomamos el camino hacia las catedrales pero antes nos paramos en la Casa de las Conchas, llamativo edificio gótico y plateresco que ahora alberga una biblioteca pública. Podemos pararnos a contarlas, pero sólo tenemos un día.

Universidad de Salamanca

Universidad de Salamanca

Más adelante y siempre hacia las catedrales, nos encontraremos con la Universidad y su fachada, muy conocida sobre todo por albergar una rana en ella. Hay quien dice que da suerte en los estudios a quien la encuentra. Esto es casi obligatorio. ¡Vamos! Déjaros unas cuantas dioptrías y que no se diga.

Vale, os damos una pista. Está encima de una calavera. ¿Ya la habéis encontrado? ¿No? Bueno, como eso siempre está lleno de gente, no va a faltar quien la haya visto ya o el típico lugareño que se ofrece solícito a decirte dónde está y a contarte alguna historia sobre el batracio más famoso de España.

La Universidad se puede visitar por dentro. Resulta muy interesante ver las antiguas aulas casi intactas donde dieron clase, entre otros, Fray Luis de León. Pero también podéis visitar su claustro e incluso la capilla.

Descansad un poco los ojos y seguimos hacia las catedrales. Llegamos a la nueva y en la puerta nos volvemos a encontrar gente que mira y no sabemos muy bien el qué. Bien, este es otro de los puntos simpáticos de Salamanca. En la fachada de entrada de la Nueva Catedral, ocultos entre otras cosas hay ¡un astronauta y un demonio comiéndose un helado! Tranquis, esto es fruto de remodelaciones a lo largo del tiempo y no es tan difícil de encontrar como la rana. De hecho, es bastante fácil.

Ieronimus Salamanca

Ieronimus

¿Ya? ¿A qué no era para tanto? Bueno, pues llegados aquí, dos opciones. Podemos ver la catedral por dentro o subir a la torre y ver la exposición permanente Ieronimus. Aparte de un pedazo de historia que podréis ver mientras vamos subiendo, desde arriba de sus 110 metros de altura tenemos las mejores vistas de la ciudad, aparte de pasearnos por sus pasarelas, capiteles y gárgolas cual Quasimodo por Notre Dame. ¿Qué #funplan os apetece más?

A mediodía

De Tapas

Llegados a este punto y si hemos visto todo con cierta tranquilidad pero sin pausa, podemos plantearnos comer algo. Si preferimos comer de plato o menú, cerca de dónde venimos no faltan mesones y restaurantes. Pero si queremos comer de tapas, como ya hemos dicho, Salamanca es un sitio perfecto para ello. Si volvemos hacia la Plaza Mayor, que no está lejos, en la misma y alrededores podemos disfrutar de suculentos manjares que vienen con nuestra consumición.

Por la tarde

Huerto de Calixto y Melibea

Huerto de Calixto y Melibea

¡Volvemos a la carga! Podemos ir a tomarnos un cafetito a la cafetería de la Casa Lis, un museo Art Déco – Art Noveau precioso en el cual también podemos dedicar un ratillo para verlo, ¡merece la pena!

Después podemos ver el famoso Puente Romano de Salamanca, ilustre emplazamiento por donde transcurría parte de la Vía de la Plata y famoso por salir en el “Lazarillo de Tormes”. Echádle desde ahí un vistazo a las vidrieras de la Casa Lis, ¡espectacular!

Cueva de Salamanca

Cueva de Salamanca

Volviendo un poco a la parte alta de la ciudad merece mucho la pena de ver el Huerto de Calixto y Melibea donde se dice que tenían sus encuentros los protagonistas de la célebre novela de Fernando de Rojas “La Celestina”. Por esa zona si os atrevéis con una experiencia más “oscura”, podemos encontrar la llamada Cueva de Salamanca, una antigua cripta de una iglesia que ya no existe donde dicen que el Diablo daba clases de nigromancia (magia negra relativa a la adivinación mediante la invocación de espíritus). ¿Os atreveréis?

Por la noche

Plaza Mayor de Salamanca de noche

Creo que ya nos merecemos un poco de ocio después de un día intenso de turismo y pateo, ¿no creéis?

Como recomendación para cenar la zona de la calle Van Dyck y alrededores está literalmente plagada de bares de tapas baratísimos. Cuenta con una gran variedad de pinchos y raciones que nos harán reponer fuerzas después de un día agotador de visita a la ciudad.

Si luego os apetece salir por Salamanca de fiesta hay tres zonas clave: Varillas, Gran Vía y Bordadores. ¡A buen seguro podréis encontrar marchuqui universitaria y un pub o discoteca a vuestro gusto! Si preferís una cervecería, por la zona de la Rúa-Plaza Mayor también tenéis varios sitios donde elegir.

¡Ah! No dejes de llevarte de recuerdo cualquier cosita en la multitud de tiendas que te encontrarás. ¡Desde camisetas, llaveritos, pines, a un chorizo ibérico!

¡Esperamos que hayas disfrutado de tu visita exprés a Salamanca!

*Las fotografías publicadas han sido cedidas por la Oficina de Turismo de Salamanca, ¡Gracias!

Si estáis planeando una escapada no os perdáis la siguiente información:

Actividades en Salamanca

Hoteles en Salamanca

La entrada Salamanca en un día aparece primero en Blog de viajes en grupo The Fun Plan.

.

Nuestras 6 discotecas favoritas de Barcelona

Capital de la multiculturalidad, Barcelona es la ciudad perfecta para pegarse una juerga de fin de semana. Cuenta con las mejores discotecas de Europa para gustos y colores, ¿no nos creéis? Aquí tenéis una buena selección diseñada en exclusiva para los #viajeros más divertidos. ¡Acompañarnos!

Opium

Passeig Marítim de la Barceloneta, 34, 08005 Barcelona

Podréis empezar la noche con una cena frente al mar y continuarla con una sesión de música house frente al mar. ¿Qué os parece? Tal es la magnitud de Opium que incluso tiene sedes en Francia, Italia, EEUU, Reino Unido, Brasil, Bélgica, Egipto, Rusia y Alemania…¡Ahí es nada!

Elephant

Passeig dels Til·lers, 1, 08034 Barcelona

Elephant cuenta con el mejor cartel de Dj’s nacionales e internacionales, que amenizan las noches de pop y R&B hasta el amanecer..todo ello acompañado de espectáculos de danza del vientre, bailaores, gogo’s,¡ y hasta malabaristas o trapecista como si de un circo se tratara!…¿Será éste vuestro #funplan?

Apolo

Carrer Nou de la Rambla, 113, 08004 Barcelona

Es uno de los clásicos en la noche de Barcelona. ¿Te gusta bailar funk, soul y hip hop? ¿O prefieres la música electrónica? Sea cual sea tu estilo, no podéis iros de Barcelona sin haber pasado una noche en esta sala :)

Carpe Diem

Passeig Marítim de la Barceloneta, 32, 08003 Barcelona

¡La mejor opción para empezar la noche! Este garito cuenta con una decoración elegante, grandes sofás y cojines, podréis tomaros una copa en su espectacular terraza con música chill-out. Ahora bien, tenéis que miraros bien el bosillo antes de decidir salir a este garito, sólo apto para gustos exclusivos.

Shoko

Passeig Marítim Barceloneta, 36, 08003 Barcelona

Otro clásico entre los clásicos presente en multitud de ciudades de Europa. Podréis codearos con las altas esferas y lo que es mejor, disfrutar de una noche de fiesta en el Puerto Olímpico, al lado del mar..¡no os olvidéis bañaros al amanecer!

Razzmatazz

Los escenarios de STAR WARS en Túnez

Túnez es, aparte de un precioso país, uno de los destinos favoritos de los directores de cine para recrear escenarios. Películas como El paciente inglés, En busca del arca perdida, Jesús de Nazaret y hasta La vida de Brian, entre otras, han localizado aquí sus exteriores. Pero sin duda, el plató de cine más conocido del país mediterráneo es el que ha albergado no pocas escenas de la saga de ¡STAR WARS! De eso concretamente vamos a hablar hoy. ¡Seguro que más de uno se frota las manos preparando su viaje fin de carrera a Túnez!

Tataouine y Tozeur

Tatouine Star Wars

George Lucas y su equipo dejaron numerosas huellas en su paso por tierras tunecinas. Allí se recreó Tatooine, el planeta natal de Anakin Skywalker y dónde se crió Luke con sus tíos (no vamos a hacer spoilers por si acaso, aunque a estas alturas, ¿quién no conoce la historia?). De hecho, el planeta fue llamado así en agradecimiento por su hospitalidad a las buenas gentes de la aldea de Tataouine, donde estuvo presente el rodaje.

La aldea de Tataouine es única en el mundo por sus viviendas bereberes de techo redondo llamadas ksar. El equipo de La Amenaza Fantasma (1999) quedó tan impresionado al descubrirlas que las acondicionaron para recrear el pueblo de esclavos del desértico planeta. Allí también fue recreado el astropuerto de Mos Espa donde vivía Anakin con su madre. ¡Pero no sólo en Tataouine! Tozeur otra localización donde encontraréis restos de construcciones ficticias del rodaje como el astropuerto, además de las ya naturales del lugar. ¡Quedaréis impactados por el paisaje!

Matmata

hotel sidi driss

En Matmata, a unos 80 km de Tataouine, está localizada la granja de los Lars, un ejemplo de arquitectura troglodita. Este escenario, que recrea la casa donde se crió Luke Skywalker junto a sus tíos, es en realidad el hotel Sidi Driss. Sus interiores fueron el escenario perfecto para narrar la juventud del joven jedi, ¡así que no dejéis de daros una vuelta por su interior!

Las “Casas Trogloditas” (del griego trogle, caverna, y dytes, habitante) son uno de los reclamos turísticos en Túnez. Tal y como indica su nombre, en sus orígenes constituyeron el hogar de los bereberes, cuevas excarvadas en la montaña con un patio interior al que daban las habitaciones. Gracias a su arquitectura interior representaban las fortalezas perfectas de los bereberes para defenderse de los enemigos que pudieran atacarles. Además, protegían del frío del invierno y del calor en verano. ¡El problema principal es que cuando llovía, no desaguaba bien y la montaña se podía venir abajo!

En gran parte del sur de Túnez puedes seguir encontrando decorados, localizaciones y un montón de referencias a la saga de ciencia-ficción más exitosa de la historia del cine.

Chott El Jerid, Sidi Bouhlel, Nefta y Djerba

chott el jerid

En el lago salado de Chott El Jerid descubriréis los exteriores del el iglú hogar de Luke y sus tíos. Si pasáis por Sidi Bouhlel encontraréis el “El Cañón de Star Wars” donde fue apresado el bueno de R2D2 por los jawas y donde también se rodaron escenas del Episodio I. En la Gran Duna de Nefta se rodó la legendaria escena de C3PO y R2D2 escapando por el desierto de Tatooine y en la isla de Djerba se encuentra la casa de Obi Wan Kenobi y la cantina de Mos Eisley, donde Luke Skywalker y Han Solo se conocen.

El rodaje de la nueva trilogía de Star Wars está en marcha, aunque esta vez el equipo galáctico tiene fichadas sus localizaciones en Reino Unido, Islandia y Emiratos Árabes. ¿Volverán en algún momento los amigos jedi y sus enemigos a surcar las arenas del desierto tunecino? Desde luego, ¡nosotros no podemos irnos sin haberlas descubierto!

Os dejamos un vídeo donde conoceréis parte de estos escenarios creado por el club de fans de Star Wars en Túnez. Podéis verlo en el siguiente enlace, ¡Sólo apto para frikis!

¿Os animáis a viajar? ¡Entonces no os perdáis nuestro viaje fin de carrera a Túnez!

La entrada Los escenarios de STAR WARS en Túnez aparece primero en Blog de viajes en grupo The Fun Plan.

.

Oviedo en un día

De norte a norte y tiro porque me toca. Tanto nos ha gustado Asturias que os traemos un nuevo capítulo de “Ciudades en un día”, esta vez en Oviedo. Si hay algo por lo que se caracteriza esta ciudad, aparte de por ser la anfitriona de los Premios Príncipe de Asturias, es por sus estatuas. Personajes del mundo de las ciencias y las diversas artes se pasean por la ciudad esperando ser encontrados por los visitantes. ¿Nos acompañáis a pasar un día a Oviedo?

Por la mañana

La Maternidad- Oviedo

La Maternidad- Foto de María Martín

Oviedo es de esas ciudades a las que de oídas no llama la atención. Sin embargo, en cuanto te adentras en su casco histórico quedas prendado de los edificios, rincones y secretos que esta ciudad esconde en cada esquina. Una ciudad pequeña con una calidad de vida exquisita, una gastronomía para chuparse los dedos y una amabilidad que resulta cada vez más complicado encontrar en las grandes ciudades.

Comenzamos nuestras andadas en el centro neurálgico de la ciudad donde la vida reluce las 24 horas del día. Es la Plaza de la Escandalera, el punto donde confluye pasado y presente de la ciudad. Las primeras esculturas nos darán la bienvenida: “La Maternidad” y “La Gorda” de Botero y la escultura de caballos “Los Asturcones” del artista Manolo Valdés. También os sorprenderá la del “Culis Monumentalibus” que preside una de las calles de la ciudad.

Desde allí nos adentraremos en el casco histórico de Oviedo por la Calle San Francisco. Pasaremos junto a la Universidad y el Teatro Filarmónica. Entrad dentro de la Universidad, merece la pena contemplar los rastros de historia que esconden sus murallas.

Caminaréis entre capillas, iglesias y palacios residenciales del siglo VII, ¡historia viva!

Por fin llegaréis a la Plaza donde se encuentra la Catedral de Oviedo. Os encontráis en el centro del Casco Antiguo o también llamada Plaza de Alfonso II El Casto. Daos cuenta de los edificios que tenéis alrededor: la capilla de La Balesquida, la Casa de los Llanes, el colegio Notarial de Asturias… vale que no los nombres no os dicen demasiado pero os invitamos a cerrar los ojos e imaginaros en el siglo XVIII, ¿se ve distinto verdad? Abrid bien los ojos pues es posible que os topéis ni más ni menos que con “La Regenta”, la escultura del artista Mauro Álvarez Fernández, situada a los pies de la catedral.

Una vez hayáis regresado de viajar en el tiempo aventuraros hasta la Plaza Porlier donde os espera la estatua de Williams B.Arrensberg, cuyo padre es el escultor Eduardo Úrculo. Parece sacada de una peli de detectives, ¿verdad? Haceros con ella una foto pues comúnmente es conocida como “El viajero”… ¡seguro que tenéis muchas cosas de las que hablar!

Para Comer

La caminata seguro que os ha abierto el apetito bastante, ¿a que sí? Pues nos vamos a comer. En este punto os proponemos dos opciones:

Sidras en la Plaza Fontán: si el cuerpo os pide sidra coged la calle Rúa y Cimadevilla. Llegaréis a la Plaza del Ayuntamiento y desde allí a la Plaza Fontán donde encontraréis lo mejorcito de la buena cocina asturiana: un choricito y la carne más sabrosa.

Una buena mariscada: Volved por la Calle Joveyanos hasta la Plaza Carbayón donde encontraréis la Estatua de la Concordia y al lado una de las marisquerías más famosas de Asturias: La Chalana. Disfrutaréis del mejor marisco a buen precio sin tener que dejaros un riñón en el camino.

Por la tarde

La Regenta -José Luis Cernadas

La Regenta – Foto de José Luis Cernadas

Si hay que distingue Oviedo también es la Calle Uría. Allí se encuentra el centro neurálgico del comercio donde se asientan los escaparates de las marcas más elegantes del panorama nacional e internacional. Os sentiréis como verdaderas “celebrities” de una película norteamericana. Tanto es así que seguramente tropecéis con la estatua de “Woody Allen” quien se encuentra dando un paseo por pleno centro comercial de Oviedo. Su autor es Vicente Martínez Satanrúa.

Si no sois muy de tiendas os proponemos un plan alternativo pensado sobretodo para los amantes de la naturaleza. Debéis alquilar un coche o una bici, dejar la ciudad atrás y poner rumbo al Picu Paisanu. De camino os encontraréis con las iglesias Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, dos de las más antiguas de Asturias.

Tendréis la ciudad a vuestros pies ¡merece la pena!

Por la noche

Bulevar de la Sidra -Evan Bench

Bulevar de la Sidra -Evan Bench

Una ducha rápida para quitarnos el cansancio de encima y volver al ruedo. La movida ovetense la encontraréis en el casco antiguo de la ciudad. Adentraros de nuevo en sus calles a partir de las ocho de la tarde y acercaros a la calle Gascona. A partir de esa hora podréis empezar a tomar vuestros primeros vasos por el conocido Bulevar de la Sidra.

Os recomendamos luego moveros por la calle Mon, la calle Oscura, San Isidoro, La Corrada del Obispo, la Plaza del Paraguas, Cimadevilla y la calle del Rosal. Si queréis recomendaciones de pubs, os recomendamos acercaros a tomar una copilla a Arde París, La Factoría o Radio 8.

Si buscáis alojamiento, ¡echadle un vistazo a nuestro buscador de hoteles!

En la página de Turismo de Oviedo encontraréis toda la información de la ciudad, repleta de historia. Os dijimos que os sorprendería, ¿verdad qué lo ha hecho? Pero seguro que nos dejamos más de uno y mil planes para recomendar… ¿nos echáis una mano?

La entrada Oviedo en un día aparece primero en Blog de viajes en grupo The Fun Plan.

Gracias a TheFunPlan

Premium AutoBlog Plugin