Consejos para viajar de Interrail

Uno de los viajes que os marcarán de por vida. Tomar la decisión de ponerse la mochila al hombro e ir a recorrer Europa en tren durante los meses de vacaciones. Este post va dedicado a todos los que estéis pensando en emprender esta aventura, consejos basados en la propia experiencia. ¡Esperamos que os ayuden!

Diez son multitud

Seamos serios, si no os ponéis de acuerdo al salir de marcha, menos lo haréis cuando tengáis que visitar una ciudad o coger un tren a tiempo. Cuantos menos amigos os vayáis a viajar mejor, tanto por comodidad como por facilidad. Lo tendréis mucho más sencillo a la hora de reservar trenes, hostales, y además estaréis más abiertos a compartir el viaje con amigos extranjeros;)

No planificar en exceso la ruta

Interrail Amsterdam

El mejor viaje es el que te encuentras por el camino. No importa que hayáis planificado el viaje un mes antes o que en dos días hayáis decidido poneros la mochila al hombro para recorrer Europa. Por mucho que intentéis planificar el viaje siempre os quedaréis más días en alguna ciudad que os enamore porque coincida con un festival, haya una fiesta o hayáis conocido a compañeros de viaje. Habrá otras ciudades de las que saldréis huyendo nada más pisar suelo firme. En eso consiste el Interrail, en vivir el momento a cada paso por Europa.

Imprimir billetes de avión antes de comenzar el viaje

Importante sobre todo si viajáis con compañía lowcost y decidís terminar el Interrail volviendo en avión. Si al llegar al aeropuerto no tenéis vuestro billete impreso os saquearán un dinero que igual ni tenéis ni os confiarán con la pinta de pordioseros que tendréis a esas alturas. ¡Sed precavidos!

Visitar una ciudad al menos durante dos días

Interrail AmsterdamDos igual se quedan cortos incluso para algunas de las capitales europeas como París o Berlín, en las que necesitaréis al menos cuatro días para llegar como mínimo a disfrutarlas de día y de noche. Seguro que os dejaréis mil cosas por visitar por el camino, pero pensar en la cantidad de experiencias que os lleváis a cuestas durante el mes que habéis estado rondando. Sentiréis la satisfacción de haber cruzado al menos cuatro países diferentes.

Cuanto menos peso en la mochila, mejor

Al pensar en viajar durante un mes rápidamente tendemos a meter ropa a tutiplén en la mochila como si un hubiera un mañana. ¡No os confundáis! Vais a utilizar dos pantalones a lo sumo junto con cinco camisetas, cada una para un día de la semana. Un jersey, no más, os será suficiente para resguardaros del frío. Zapatillas, chanclas y un bikini por si llegáis a bañaros durante el viaje. ¿Toalla? La del decatlón. Un buen método para ahorrar en productos de higiene es repartirlo en varias mochilas de modo que uno lleve el champú y otro el jabón de pastilla, que siempre ocupa menos espacio. Si os faltara algo durante el camino lo podréis comprar en cualquier ciudad europea.

Las postales siempre fueron el mejor regalo

No carguéis la mochila de regalos que hagan que cada vez caminéis más cabizbajos. Enviar una postal desde cada ciudad donde estéis y os ahorraréis el pensar qué comprar a los amigos y familias. Quedaréis como señoritos con un regalo simple pero en este mundo tecnológico ya casi inexistente. Les daréis una alegría.

Viajar de noche mejor que de día

Interrail Tren

La mejor manera de viajar durante el Interrail es reservando los trenes que viajan de noche. Acabaréis más cansados pero aprovecharéis el doble de tiempo en las ciudades. Os recomendamos viajar de noche sobre todo las largas distancias entre ciudades europeas. La mejor página para reservar vuestros billetes de tren es la alemana: http://www.bahn.de/p/view/index.shtml

Recoger billetes de tren al llegar a cada destino

Os evitaréis colas innecesarias y perderéis menos tiempo. Os dará pereza cogerlos nada más llegar, lo sabemos, ya que tendréis unas inmensas ganas de salir a patear ciudad. Pero os aseguraréis de tener sitio en el siguiente viaje, con suerte en un camarote propio, y podréis planificaros mejor el sitio en la ciudad.

Cartas y pipas en el tren, fundamental

Viajar Interrail

Concienciaros: vais a pasar horas y horas metidos en un tren. Un buen repertorio de música, cartas y pipas serán esenciales para pasar el rato. Intentar coger sitios que puedan abrirse en forma de cama y si tenéis un solo compartimento para vosotros, mejor qué mejor. Durante el viaje fichar los asientos de primera clase porque muchas veces os dejarán colaros si hay pocos pasajeros. Si os compráis pan con nocilla y embutido también podréis aprovechar para pegaros pequeños caprichos entre pueblo y pueblo.

No perder el saco de dormir en ningún momento

Por mucho que no queramos admitirlo, no siempre os encontraréis sitios encantados e higiénicos por Europa. Mejor prevenir que curar: llevaros el saco de dormir para evitaros dormir con chinches y salvaros de un apuro si os quedáis tirados en la calle en algún momento del viaje. También os servirá de abrigo en ciudades con temperaturas más fresquitas. ¡No os lo olvidéis!

Alimentarse a partir del desayuno de los hostales

Alimentarse en el Interrail

Los españoles siempre hemos sido así. Haceros con un buen pack de bolsas desechables para guardar los sándwiches del desayuno que aprovecharéis para la comida. ¡Ojo! Hay muchos hostales que se han dado cuenta del truco y ponen vigilantes para que no infrinjáis la norma. Con un buen desayuno funcionaréis durante todo el día. ¿Y para comer sin gastaros un duro? Las hamburguesas de un euro están presentes en todas las ciudades europeas y son perfectas para alimentaros sólo durante un mes, luego no volveréis a probarlas en vuestra vida;) Cuanta más comida y embutido llevéis desde España, mejor. Por eso, os recomendamos aprovechar mitad del macuto para el rico embutido del hogar.

El alojamiento: cuanta más gente, más barato

En el Interrail no buscas la comodidad, sino descubrir Europa de la manera más económica. Es el viaje perfecto para conocer a viajeros andantes. Dormiréis en habitaciones de 8 y 16 personas e incluso podréis conocer personas locales que os alojarán en sus casas. ¡Una experiencia única! Practicaréis idiomas y podréis coincidir con gente realmente interesante. También es una oportunidad perfecta para practicar CouchSurfing

El jabón de lagarto, vuestro fiel aliado

Algo realmente imprescindible;) El poco peso en la mochila requiere un buen jabón lagarto que será vuestro aliado durante el viaje. El momento perfecto para lavar ropa será durante la noche que os quedéis en los hostales. Recomendación: llevaros ropa de la que os podáis deshacer al final del viaje ya que acabará echa un pequeño amasijo de rapiña.

Monumentos, parques y cafés, perfectos para resguardarse del calor

Interrail Berlin

Si vais a viajar en verano, tenedlo claro: vais a pasar calor. Lo mejor que podéis hacer es ir a visitar la ciudad bien pronto y al mediodía buscar un buen refugio en alguna iglesia, catedral, mausoleo…Os aseguramos que son los sitios más fresquitos. También podéis tomaros un buen café tranquilamente durante las horas que más pega el sol. ¿Alternativa? Los parques son perfectos para seguir disfrutando de la siesta typical spanish;)

Napoleón está en todas partes

Allá donde vayáis lo encontraréis: París, Berlín, Viena, Cracovia, Praga…está en todas partes.¡Estad atentos!

¿Nos hemos dejado alguna recomendación en el tintero? Contádnosla con la etiqueta #funplan y enviadnos vuestras fotos;)

Ventajas al viajar con el Carné Joven y el Carné ISIC

El CarnéJoven, ese gran aliado y compañero si tienes menos de 31 años. ¡Aprovechadlo! Pero no es el único. ¿Conocéis el Carné del Estudiante Internacional? Con uno podréis viajar por Europa, con el otro viajar por todo el mundo. No sólo sirven para entrar gratis a museos y conseguir descuentos en el cine. Os damos algunos truquillos para sacarle todo el partido a este tipo de carnés para estudiantes antes de que se os caduquen y entréis en el camino de la madurez. ¡Qué los disfrutéis!

¿Cuáles son las diferencias entre el Carné Joven y el ISIC?

Carné Joven

Carnet Joven

El Carné Joven es una tarjeta personal e intransferible aceptado en tooooda Europa. ¡Los jóvenes de Europa unidos! Cuesta en 5 y 9 euros, depende del país donde lo adquieras. En Madrid cuesta 4 euros mientras que en Cataluña por ejemplo cuesta 7,95 euros.

Existen hasta 19 modalidades distintas de carné joven, diferenciadas sobretodo por ser financieras o no financieras, es decir, que puedan servir como tarjeta de débito / crédito o incluso prepago, o simplemente que sirvan como documento de identidad joven que te permite descuentos al viajar por Europa. En España se tramita en los servicios de juventud de las Comunidades Autónomas, ya sean centros de juventud, bancos de ahorro o incluso asociaciones juveniles.

Carné ISIC

ISIC

La tarjeta International Student Identity Card (ISIC), tal y como su nombre indica, es la única tarjeta reconocida de estudiantes internacionales de institutos, colegios y universidades. Acredita vuestra condición de estudiante por todo el mundo. Es considerado por la UNESCO como el pasaporte de la movilidad que permite a estudiantes viajar y obtener descuentos, información y servicios.

Podéis disfrutar de más de 40.000 descuentos alrededor de 120 países en todo el mundo y no sólo en Europa. Se puede obtener desde los 12 años por 9 euros. Si necesitáis información sobre el Carnet podéis acudir a la Oficina ISIC en Madrid, aunque debéis hacer la tramitación vía online pinchando aquí.

Despreocuparos del seguro

foto viajar

Carné Joven

Una de las ventajas del carnet joven incluye un seguro de asistencia durante el viaje en cualquier parte del mundo, aunque la póliza depende del tipo de carnet que poseas, de débito o carnet joven prepago.

El seguro cubrirá la asistencia médica, cualquier urgencia odontológica, repatriación o traslados sanitarios, gastos de traslado y estancia de un acompañante o cualquier incidencia que se produzca durante el viaje. ¡Atención! Sólo si estas se producen en un viaje que no exceda los 90 días, es decir, tres meses.

¿Qué quiere decir? Si os vais de viaje fin de carrera o de Interrail y se os pierden las maletas, cogéis una gripe, tenéis un accidente y os tienen que llevar al hospital o incluso si debierais volver a casa, tendríais todos los gastos cubiertos para vosotros y un acompañante.

¿Qué cosas no cubre el Carné Joven?

Si os cogéis una moña de madrugada y tenéis que ir al hospital, ¡amigo! Haberlo pensado antes. El carnet joven no incluye “las enfermedades o estados patológicos producidos por la ingestión voluntaria de alcohol, drogas, sustancias tóxicas, narcóticos y medicamentos adquiridos sin prescripción médica”.

Tampoco cubre la pérdida de “material profesional” como billetes de avión o documentos de identidad. Sin embargo, los ordenadores no son considerados por suerte material profesional, ¡será todo un alivio en caso de perderlo!

Si os roban en un camping, ¡no estáis cubiertos! Así que tened en cuenta dónde os alojáis al viajar y que no sea un sitio “de paso”.

Si habéis pensado practicar algún deporte de riesgo como motociclismo, automovilismo o buceo tampoco estaréis cubiertos por el carnet joven.

Para poder poner algo en claro, podéis encontrar todas las ventajas y desventajas en el contrato del Carné Joven.

Carné ISIC

El seguro ISIC te proporciona también un seguro de viaje siempre que el “trip” no exceda los 61 días, es decir, dos meses de viaje. El seguro ISIC cubre los gastos médicos, daños producidos en el viajeros, asistencia jurídica, gastos de transporte, repatriación y de viaje.

Las ventajas son prácticamente las mismas que con el Carnet Joven salvo que su alcance aumenta al poder viajar asegurado al resto del mundo. En caso de que os tuvieran que hospitalizar cubriría el viaje de vuestra familia para ir a visitaros. También cubre los deportes de riesgo, al contrario que el carnet joven.

Otra ventaja es poder asegurar que en caso de enfermar, no sólo recibirás asistencia, sino que también podrás asegurarte de tener los medicamentos cubiertos. Podéis consultar todas las condiciones del seguro en el siguiente enlace.

Descuentos al viajar

Travel 2

Lo que sí os podemos asegurar es que además del seguro de viaje, vuestro “trip” os va a salir mucho más barato antes de cumplir los 31 años con estas prácticas tarjetas. Más de 50.000 entidades colaboradoras participan en la iniciativa del Carné Joven y 40.000 con el Carné ISIC para que los estudiantes tengáis descuentos en transportes, alojamientos, compras y actividades culturales en Europa y el mundo entero.

Bien es cierto que no tendréis los mismos descuentos y ventajas en todos los países, ni en todas las comunidades autónomas. Os dejamos los enlaces para consultar las ventajas en Madrid y en las distintas Comunidades Autónomas con el Carnet Joven.

Los países europeos con descuentos para viajeros con Carnet Joven e ISIC por el momento son los siguientes: Andorra, Portugal, Italia, Bélgica, Holanda, Suiza, Liechtenstein, Luxemburgo, Austria, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Grecia, Croacia, Escocia, Malta, Suecia, Finlandia, Bulgaria, Rumania, Polonia, Rusia, Chipre, Armenia, Azerbaiyán, Bielorrusia, Estonia, Macedonia, Letonia, Lituania, Georgia, Moldavia, Montenegro, Serbia, Eslovenia. En el siguiente buscador encontraréis las ofertas de cada ciudad europea.

Con el ISIC podéis disfrutar de descuentos no sólo culturales sino también relacionados con la educación y tirados de precio. En esta página podéis encontrar todos los descuentos repartidos en 120 países del mundo.

Así, conseguir entradas para la última peli de Torrente, entrar en un sorteo de un viaje o poder pasar un fin de semana de escapada rural a mitad de precio es posible para los jóvenes no sólo de Europa, sino de todo el mundo.

¿Qué cosas os habéis ganao por la patilla gracias a estas lindas tarjetas? ¿Os resultan realmente útiles? ¿Con cuál os quedáis?

¡Esperamos vuestras valoraciones #viajeros!

7 ciudades para despedir 2014

Cada una de ellas única en sí misma, destinos perfectos para escaparse con amigos o familia en las vacaciones navideñas y recibir el nuevo año como nunca esperaba: en otra ciudad, en otra cultura, en otro lugar. Os dejamos nuestras siete ciudades europeas preferidas para recibir al 2015. ¿Con cuál os quedáis?