Los videoclips más vistos del 2013

top_videoclips_2013_un_festival_por_dentro_1

Cada vez más, los videoclips toman una importancia más relevante en el mundo de la música. Gracias a los videoclips entendemos mejor lo que dicen las canciones y lo que sentían o pensaban los artistas a la hora de componerlas.

Con el tiempo se ha convertido en algo habitual ver involucrados desde directores hasta actores profesionales en algunos videoclips. Los hay de todo tipo desde surrealistas por completo hasta pequeñas historias que llegan a emocionarte y con las que puedes sentirte identificado.

2013 ha sido un gran año en este aspecto. Muchos videoclips han visto la luz, y como sería imposible elegir un solo videoclip, hemos elegido nuestros tres videoclips favoritos del 2013.

3. Vampire Weekend – Diane Young

Uno que sin duda dio que hablar lo suyo, el segundo intento de un videoclip (el primer intento acabó reducido a cenizas) con una simpática y peculiar recreación de ‘La última cena’. Un videoclip que, según se mire, puede encajar muy bien por estas fechas.

2. MGMT – Alien Days

Una canción titulada así y que proviene de los americanos MGMT no podía tener un videoclip que se pase por alto. Ambiente rural, aliens bailarines y uñas de silicona son algunos de los ingredientes que lleva este curioso video.

1. Arctic Monkeys – Why’d You Only Call Me When You’re High?

Prácticamente todos hemos visto crecer a Alex Turner y a los Arctic Monkeys. El grupo ha madurado a la carrera y esta faceta nos encanta. Una historia llena de pequeñas complicaciones nos ilumina con este videoclip donde Turner es el protagonista absoluto.

Crónica concierto The Kooks en la sala Razzmatazz

the_kooks_un_festival_por_dentro_1

10:30h de la mañana, 1 de mayo. El trayecto Valencia-Barcelona se me hizo más largo que de normal (el despertador me había sonado a las 6 de la mañana y, como todos sabemos, lo madrugones no le sientan demasiado bien a nuestro cuerpo) pero cuando llegué a Razzmatazz y vi este cartel se me pasaron todos los males. Era por la mañana y ya había cola (esos fans incondicionales que cambian un soleado día de playa por la acera “cómoda y bonita” de Razzmatazz, pasando frío por la mañana y sufriendo el calor a las 15h de la tarde) pero no fue hasta pasadas las 18h de la tarde cuando se empezó a caldear el ambiente. Olía a que apenas faltaba una hora para que abriesen las puertas y la gente ya se había cansado de esperar. La cola cada vez se hacía más larga.