Consejos para viajar de Interrail

Uno de los viajes que os marcarán de por vida. Tomar la decisión de ponerse la mochila al hombro e ir a recorrer Europa en tren durante los meses de vacaciones. Este post va dedicado a todos los que estéis pensando en emprender esta aventura, consejos basados en la propia experiencia. ¡Esperamos que os ayuden!

Diez son multitud

Seamos serios, si no os ponéis de acuerdo al salir de marcha, menos lo haréis cuando tengáis que visitar una ciudad o coger un tren a tiempo. Cuantos menos amigos os vayáis a viajar mejor, tanto por comodidad como por facilidad. Lo tendréis mucho más sencillo a la hora de reservar trenes, hostales, y además estaréis más abiertos a compartir el viaje con amigos extranjeros;)

No planificar en exceso la ruta

Interrail Amsterdam

El mejor viaje es el que te encuentras por el camino. No importa que hayáis planificado el viaje un mes antes o que en dos días hayáis decidido poneros la mochila al hombro para recorrer Europa. Por mucho que intentéis planificar el viaje siempre os quedaréis más días en alguna ciudad que os enamore porque coincida con un festival, haya una fiesta o hayáis conocido a compañeros de viaje. Habrá otras ciudades de las que saldréis huyendo nada más pisar suelo firme. En eso consiste el Interrail, en vivir el momento a cada paso por Europa.

Imprimir billetes de avión antes de comenzar el viaje

Importante sobre todo si viajáis con compañía lowcost y decidís terminar el Interrail volviendo en avión. Si al llegar al aeropuerto no tenéis vuestro billete impreso os saquearán un dinero que igual ni tenéis ni os confiarán con la pinta de pordioseros que tendréis a esas alturas. ¡Sed precavidos!

Visitar una ciudad al menos durante dos días

Interrail AmsterdamDos igual se quedan cortos incluso para algunas de las capitales europeas como París o Berlín, en las que necesitaréis al menos cuatro días para llegar como mínimo a disfrutarlas de día y de noche. Seguro que os dejaréis mil cosas por visitar por el camino, pero pensar en la cantidad de experiencias que os lleváis a cuestas durante el mes que habéis estado rondando. Sentiréis la satisfacción de haber cruzado al menos cuatro países diferentes.

Cuanto menos peso en la mochila, mejor

Al pensar en viajar durante un mes rápidamente tendemos a meter ropa a tutiplén en la mochila como si un hubiera un mañana. ¡No os confundáis! Vais a utilizar dos pantalones a lo sumo junto con cinco camisetas, cada una para un día de la semana. Un jersey, no más, os será suficiente para resguardaros del frío. Zapatillas, chanclas y un bikini por si llegáis a bañaros durante el viaje. ¿Toalla? La del decatlón. Un buen método para ahorrar en productos de higiene es repartirlo en varias mochilas de modo que uno lleve el champú y otro el jabón de pastilla, que siempre ocupa menos espacio. Si os faltara algo durante el camino lo podréis comprar en cualquier ciudad europea.

Las postales siempre fueron el mejor regalo

No carguéis la mochila de regalos que hagan que cada vez caminéis más cabizbajos. Enviar una postal desde cada ciudad donde estéis y os ahorraréis el pensar qué comprar a los amigos y familias. Quedaréis como señoritos con un regalo simple pero en este mundo tecnológico ya casi inexistente. Les daréis una alegría.

Viajar de noche mejor que de día

Interrail Tren

La mejor manera de viajar durante el Interrail es reservando los trenes que viajan de noche. Acabaréis más cansados pero aprovecharéis el doble de tiempo en las ciudades. Os recomendamos viajar de noche sobre todo las largas distancias entre ciudades europeas. La mejor página para reservar vuestros billetes de tren es la alemana: http://www.bahn.de/p/view/index.shtml

Recoger billetes de tren al llegar a cada destino

Os evitaréis colas innecesarias y perderéis menos tiempo. Os dará pereza cogerlos nada más llegar, lo sabemos, ya que tendréis unas inmensas ganas de salir a patear ciudad. Pero os aseguraréis de tener sitio en el siguiente viaje, con suerte en un camarote propio, y podréis planificaros mejor el sitio en la ciudad.

Cartas y pipas en el tren, fundamental

Viajar Interrail

Concienciaros: vais a pasar horas y horas metidos en un tren. Un buen repertorio de música, cartas y pipas serán esenciales para pasar el rato. Intentar coger sitios que puedan abrirse en forma de cama y si tenéis un solo compartimento para vosotros, mejor qué mejor. Durante el viaje fichar los asientos de primera clase porque muchas veces os dejarán colaros si hay pocos pasajeros. Si os compráis pan con nocilla y embutido también podréis aprovechar para pegaros pequeños caprichos entre pueblo y pueblo.

No perder el saco de dormir en ningún momento

Por mucho que no queramos admitirlo, no siempre os encontraréis sitios encantados e higiénicos por Europa. Mejor prevenir que curar: llevaros el saco de dormir para evitaros dormir con chinches y salvaros de un apuro si os quedáis tirados en la calle en algún momento del viaje. También os servirá de abrigo en ciudades con temperaturas más fresquitas. ¡No os lo olvidéis!

Alimentarse a partir del desayuno de los hostales

Alimentarse en el Interrail

Los españoles siempre hemos sido así. Haceros con un buen pack de bolsas desechables para guardar los sándwiches del desayuno que aprovecharéis para la comida. ¡Ojo! Hay muchos hostales que se han dado cuenta del truco y ponen vigilantes para que no infrinjáis la norma. Con un buen desayuno funcionaréis durante todo el día. ¿Y para comer sin gastaros un duro? Las hamburguesas de un euro están presentes en todas las ciudades europeas y son perfectas para alimentaros sólo durante un mes, luego no volveréis a probarlas en vuestra vida;) Cuanta más comida y embutido llevéis desde España, mejor. Por eso, os recomendamos aprovechar mitad del macuto para el rico embutido del hogar.

El alojamiento: cuanta más gente, más barato

En el Interrail no buscas la comodidad, sino descubrir Europa de la manera más económica. Es el viaje perfecto para conocer a viajeros andantes. Dormiréis en habitaciones de 8 y 16 personas e incluso podréis conocer personas locales que os alojarán en sus casas. ¡Una experiencia única! Practicaréis idiomas y podréis coincidir con gente realmente interesante. También es una oportunidad perfecta para practicar CouchSurfing

El jabón de lagarto, vuestro fiel aliado

Algo realmente imprescindible;) El poco peso en la mochila requiere un buen jabón lagarto que será vuestro aliado durante el viaje. El momento perfecto para lavar ropa será durante la noche que os quedéis en los hostales. Recomendación: llevaros ropa de la que os podáis deshacer al final del viaje ya que acabará echa un pequeño amasijo de rapiña.

Monumentos, parques y cafés, perfectos para resguardarse del calor

Interrail Berlin

Si vais a viajar en verano, tenedlo claro: vais a pasar calor. Lo mejor que podéis hacer es ir a visitar la ciudad bien pronto y al mediodía buscar un buen refugio en alguna iglesia, catedral, mausoleo…Os aseguramos que son los sitios más fresquitos. También podéis tomaros un buen café tranquilamente durante las horas que más pega el sol. ¿Alternativa? Los parques son perfectos para seguir disfrutando de la siesta typical spanish;)

Napoleón está en todas partes

Allá donde vayáis lo encontraréis: París, Berlín, Viena, Cracovia, Praga…está en todas partes.¡Estad atentos!

¿Nos hemos dejado alguna recomendación en el tintero? Contádnosla con la etiqueta #funplan y enviadnos vuestras fotos;)

5 vistas recomendadas de Madrid

Si de algo se puede disfrutar en Madrid durante el verano es de sus magníficas vistas. Cada una de ellas tiene algo singular y hay un momento del día perfecto para contemplarlas. ¿Qué lugares os gustaría contemplar? ¿Hay alguna desde dónde se contemple toda la ciudad? Os traemos nuestros sitios favoritos con las mejores vistas de Madrid para pasar la tarde con los amigos. ¡Allí nos vemos!

El Templo de Debod

Templo de Debod

Un domingo por la tarde es el día perfecto para disfrutar de las vistas en el templo de Debod, el monumento histórico por excelencia de Madrid del Antiguo Egipto. Multitud de personas, sobretodo visitantes extranjeros, se acercan a contemplar uno de los atardeceres más espectaculares de la capital mientras vislumbran la Casa de Campo, la Catedral de la Almudena y el Madrid de los Austrias. Una de las vistas favoritas de nuestros amigos viajeros de @MadridTB y nuestro colaboradora James Leahu (@leahu86).

Terraza de la Casa Encendida

No hay mejor plan de fin de semana que una cañita en la terraza de la Casa Encendida. Podréis observar Madrid desde un sitio realmente privilegiado que además durante el verano acoge conciertos y actor culturales para pasar la tarde al fresquito…Tenéis toda la información en el siguiente enlace. Así que ¡veniros a disfrutar de la Casa Encendida!

El círculo de Bellas Artes

Círculo de Bellas Artes

Este es sin lugar a dudas el mejor sitio para tener una buena panorámica de Madrid para muchos de los madrileños. ¿Por qué? Vistas increíbles de la Gran Vía y el centro de la capital. Un auténtico privilegio que no os podéis perder si visitáis la ciudad. Lo único malo es el precio: 3 euros por vista. ¡No todo iba a ser perfecto! Un #funplan recomendado por José Manuel Pérez (@tropocolo) y uno de los preferidos de James.

Azotea de Casa Granada

Si estáis por el centro de Madrid un domingo cualquiera acercaros hasta la Plaza Tirso de Molina y subid hasta lo alto del edificio que hace esquina. Allí os espera uno de los emblemas de Madrid, este restaurante famoso por sus vistas de la ciudad. ¡Ojo! Suele estar lleno así que id prontito, y si es por la tarde, mejor;)

El cerro del Tío Pío

Cerro del Tío Pío

Es el preferido por nuestro colaboradora Cris Vara (@cristipun) y también recomendado por José Manuel. Lo llaman el parque de las Siete Tetas por sus siete colinas. Para acceder a él deberéis bajaros en la estación de Buenos Aires, cerca de Vallecas. Igual os pilla un poco lejos del centro, pero el trayecto merece la pena. Tendréis una de las vistas menos conocidas pero más bonitas de la capital. ¡Mandadnos una foto de recuerdo con el hagstag #funplan!

Y vosotros, ¿cuáles son vuestras vistas favoritas de la capital? No dejéis de recomendarnos #funplans;)

Si os ha gustado esta entrada entonces no os perdáis las siguientes:

Los secretos en el cielo de Madrid

Las rutas de las cañas de Madrid

Un día en Madrid

Madrid y sus verbenas

5 cosas que hacer en Madrid

Guía Fun Plan Madrid

6 festivales que no te puedes perder en 2015

Llega el buen tiempo y con él multitud de festivales para disfrutar con vuestro grupo de amigos. Sol, buena música y los mejores emplazamientos…este año llega cargado de festivales para todos los gustos. En diferentes sitios y para fans de estilos musicales diversos aquí os dejamos la mejor selección para este 2015.

SOS 4.8

1 y 2 de Mayo

El 1 y 2 de mayo los amantes de la música indie, pop, rock y electrónica tienen una cita en la VIII edición del SOS en Murcia. El festival cuenta como cada año con tres espacios diferenciados: Estrella Levante, Jägermeister y Sos Club by Ron Brugal, cada uno de ellos dedicado a un estilo de música diferente. 2ManyDJS, Anni B. Sweet o Dorian son algunos ejemplos de la calidad del cartel del SOS 4.8 este año.

Además de áreas de música el SOS 4.8 incorpora áreas de voces, un conjunto de conferencias y mesas redondas con expertos en la materia, y arte, con propuestas artísticas internacionales en una atmósfera expositiva de completa sugestión.

Si aún no estás convencido os contamos más. El SOS 4.8 cuenta cada año con el apoyo de Universo Vivo, consultoría de gestión ambiental con el fin de reducir el impacto que el festival tiene en el entorno. Así que si además de pasarlo bien quieres colaborar con el medio ambiente ¡el SOS 4.8 es tu festival y ya puedes comprar tu entrada aquí

Bruselas en un día

Conocida por la cerveza y el chocolate, Bruselas es una de las capitales europeas más originales y cosmopolitas. Centro de negocios por excelencia, la capital belga cuenta con una arquitectura y cultura que deja boquiabiertos a los que se acercan a disfrutar de su encanto. Luz, color y vitalidad hacen de Bruselas una ciudad llena de propuestas diferentes para que el viaje sea una experiencia única. Si os animáis a visitarla y tenéis poco tiempo aquí os contamos qué hacer en un día en Bruselas. ¡Preparad las maletas!

POR LA MAÑANA

Galerias Saint Hubert

Galerias Saint Hubert-Foto de Stephane Mignon

Amanece en Bruselas y vuestra primera parada no puede ser otra que las Galerías Reales Saint Hubert. Construidas entre 1820 y 1880, Saint Hubert fueron las primeras galerías comerciales de Europa. Elegantes y distinguidas, están cubiertas por una enorme cristalera y se dividen en tres zonas: La Galería de la Reina, la Galería del Rey y la Galería de los Príncipes. Dentro encontraréis un sinfín de tiendas de las mejores marcas, restaurantes, joyerías, chocolaterías e incluso un cine y un teatro. Lujo y elegancia en los aproximadamente 200 m. que miden estas galerías a las que se puede acceder desde la Rue du Marché aux Herbes, la Rue des Bouchers o desde la Rue de l´Ecuyer.

Las galerías Saint Hubert están situadas muy cerca de la Grand Place, símbolo por excelencia de la ciudad, por lo que prácticamente sin daros cuenta llegaréis al corazón de Bruselas.

A lo largo y ancho de la plaza podréis encontrar diferentes casas gremiales del siglo XVII denominadas Maisons des Ducs de Brabant, el Ayuntamiento de Bruselas, que es la construcción más antigua e importante de la plaza, Le Pigeon, donde se alojó el escritor francés Victor Hugo durante su exilio a Bélgica o la Maison du Roi, residencia durante muchos años de los monarcas reinantes y a día de hoy Museo de la Ciudad. A la izquierda del ayuntamiento se encuentra también la estatua de Everad´t Serclaes, ciudadano famoso por liberar la ciudad de Bruselas en el siglo XIV. Se cree que tocar el brazo a la estatua da buena suerte o la posibilidad de regresar a Bruselas, así que ya sabéis ¡no os vayáis sin probar fortuna!

Si queréis hacer un pequeño parón para descansar podéis sentaros en alguna de sus terrazas a disfrutar de una cerveza mientras contempláis la riqueza arquitectónica de la Grand Place. O si sois más exquisitos en el bar más famoso de la Grand Place, el Le Roy d´Espagne

Viaje a Creta, ¡bienvenidos al paraíso!

Las islas griegas son uno de los destinos más demandados para los turistas que buscan espectaculares playas, una exquisita gastronomía, precios muy económicos y pintorescos pueblecitos costeros donde el color blanco se combina el intenso azul turquesa del mar. El país cuenta con unas 9 mil islas, pero además de que Creta es la más grande de todas siempre había sido mi “viaje pendiente”. He tenido el placer de estar una semana en esta hermosa isla y ya tengo apuntados lo lugares pendientes que me han quedado por visitar. Es un destino fascinante, donde la historia y mitología se mezclan con paisajes naturales que deja a los visitantes con la boca abierta. Si queréis conocer más sobre este viaje a Creta, sólo me queda deciros que ¡bienvenidos al paraíso!

Las mejores playas de Europa

Generalmente cuando pensamos en ‘playas paradisiacas’ las solemos relacionar con el Caribe; sin embargo, en el mundo hay repartidos cientos de destinos que cuentan con zonas de baño que nada tienen que envidiar a las caribeñas: Malasia, Tailandia, Hawái, y entre muchas otras, Creta. Aunque las poblaciones más grandes y las más turísticas están al norte de la isla, son las playas del sur las menos accesibles pero a su vez las más atractivas y las más deseadas por los viajeros. Estas son dos de las mejores playas que se pueden disfrutar en Europa y que están repartidas por el litoral cretense.

Elafonisi

“Una playa de arena rosa”; eso es lo primero que me llamó la atención cuando empecé a buscar información sobre esta playa tan visitada en Creta. Elafonisi es un auténtico paraíso donde el agua es cristalina, turquesa y poco profunda y baña diferentes islotes de arena muy fina y de un color grisáceo y rosa debido a la descomposición de los corales. Está al suroeste de la isla y se accede a ella mediante una interminable y estrecha carretera (como la mayoría de Creta) donde crees que has sido el único que te has “atrevido” a conducir por ella. Sin embargo, una vez que llegas a tu destino el resultado es muy diferente: decenas de autobuses turísticos y cientos de vehículos de alquiler aparcados en las amplias explanadas a orillas de la playa. Por lo tanto, si quieres disfrutar de esta hermosa playa convertida en una gran piscina natural sin las aglomeraciones del turismo masificado, tendrás que estar dispuesto a cruzar los pequeños lagos que la forman y “escapar” a uno de sus rincones más alejados.

Playa de Elafonisi en Creta

Balos

Después de visitar Elafonisi uno cree que es imposible ver en Creta una playa más hermosa que ésta, hasta que se visita la Laguna de Balos. En este caso está en el extremo noroccidental de la isla y su acceso es todavía más complicado que a Elafonisi. Al estar en un Parque Natural hay que pagar un euro por entrar y disfrutar de las hermosas vistas desde lo alto de una pista de tierra donde las piedras y los baches os acompañarán durante 7 kilómetros de distancia. Una vez llegados al parking de la playa toca andar durante un kilómetro y medio, o para los que estén menos en forma, coger un burro-taxi que te hará ahorrar una gran parte del trayecto. Una vez situados frente a la Laguna de Balos podremos ver la inmensidad de esta gran playa de arena blanca y rosácea y un estático mar turquesa que invita a sumergirse en él debido a la claridad de sus aguas.

Playa de Balos en Creta

Ocio, cultura y diversión en Creta

Heraklion

La capital de Creta es una de la que más turistas atrae ya que cuenta con uno de los dos aeropuertos internacionales de la isla. Es la más poblada y más grande, aunque es una de las menos atractivas en cuanto a museos y monumentos para visitar en comparación con otras de localidades cretenses. Sin embargó, sí que destaca como ser el punto de partida para conocer uno de los escenarios más conocidos de la mitología griega: el Palacio del Minotauro. Se trata del Palacio de Knossos y es un gran espacio al aire libre donde poder recorrer el antiguo complejo arquitectónico que dio vida a uno de los monumentos más importantes de la cultura minoica. La entrada cuesta 6 euros por persona y recomendamos ir bien preparados para combatir el sol y las altas temperaturas si viajamos en los meses estivales.

Ciudad de Heraklion en Creta

Chania

Es la segunda ciudad más grande y la otra población con aeropuerto propio en la isla, conocida también como La Canea y donde disfruté todos los días de mis vacaciones en un alojamiento en Chania. Debido a la influencia de los venecianos siglos atrás cuenta con un encantador puerto pesquero y cientos de callejuelas empedradas donde encontrar todo tipo de tiendas, terrazas y restaurantes que invitan a los viajeros a conocer la exquisita gastronomía cretense. Las hortalizas, carnes y lácteos son los productos principales en todos los platos de la cocina griega y los precios son mucho más económicos que en España (por menos de 15 euros podréis comer dos personas y acabar absolutamente hinchados). Chania está en la zona noroeste de la isla y es uno de los destinos más recomendados como punto de partida para movernos por los diferentes lugares de interés de Creta.

Si quieres leer más sobre mis viajes no te pierdas las siguientes entradas:

¿Cómo viajar a Nueva York y no gastar dinero?

Roma: un viaje a la ciudad eterna en tres días

París en dos días

San Francisco, la ciudad más sorprendente de Estados Unidos