Consejos para viajar de Interrail

Uno de los viajes que os marcarán de por vida. Tomar la decisión de ponerse la mochila al hombro e ir a recorrer Europa en tren durante los meses de vacaciones. Este post va dedicado a todos los que estéis pensando en emprender esta aventura, consejos basados en la propia experiencia. ¡Esperamos que os ayuden!

Diez son multitud

Seamos serios, si no os ponéis de acuerdo al salir de marcha, menos lo haréis cuando tengáis que visitar una ciudad o coger un tren a tiempo. Cuantos menos amigos os vayáis a viajar mejor, tanto por comodidad como por facilidad. Lo tendréis mucho más sencillo a la hora de reservar trenes, hostales, y además estaréis más abiertos a compartir el viaje con amigos extranjeros;)

No planificar en exceso la ruta

Interrail Amsterdam

El mejor viaje es el que te encuentras por el camino. No importa que hayáis planificado el viaje un mes antes o que en dos días hayáis decidido poneros la mochila al hombro para recorrer Europa. Por mucho que intentéis planificar el viaje siempre os quedaréis más días en alguna ciudad que os enamore porque coincida con un festival, haya una fiesta o hayáis conocido a compañeros de viaje. Habrá otras ciudades de las que saldréis huyendo nada más pisar suelo firme. En eso consiste el Interrail, en vivir el momento a cada paso por Europa.

Imprimir billetes de avión antes de comenzar el viaje

Importante sobre todo si viajáis con compañía lowcost y decidís terminar el Interrail volviendo en avión. Si al llegar al aeropuerto no tenéis vuestro billete impreso os saquearán un dinero que igual ni tenéis ni os confiarán con la pinta de pordioseros que tendréis a esas alturas. ¡Sed precavidos!

Visitar una ciudad al menos durante dos días

Interrail AmsterdamDos igual se quedan cortos incluso para algunas de las capitales europeas como París o Berlín, en las que necesitaréis al menos cuatro días para llegar como mínimo a disfrutarlas de día y de noche. Seguro que os dejaréis mil cosas por visitar por el camino, pero pensar en la cantidad de experiencias que os lleváis a cuestas durante el mes que habéis estado rondando. Sentiréis la satisfacción de haber cruzado al menos cuatro países diferentes.

Cuanto menos peso en la mochila, mejor

Al pensar en viajar durante un mes rápidamente tendemos a meter ropa a tutiplén en la mochila como si un hubiera un mañana. ¡No os confundáis! Vais a utilizar dos pantalones a lo sumo junto con cinco camisetas, cada una para un día de la semana. Un jersey, no más, os será suficiente para resguardaros del frío. Zapatillas, chanclas y un bikini por si llegáis a bañaros durante el viaje. ¿Toalla? La del decatlón. Un buen método para ahorrar en productos de higiene es repartirlo en varias mochilas de modo que uno lleve el champú y otro el jabón de pastilla, que siempre ocupa menos espacio. Si os faltara algo durante el camino lo podréis comprar en cualquier ciudad europea.

Las postales siempre fueron el mejor regalo

No carguéis la mochila de regalos que hagan que cada vez caminéis más cabizbajos. Enviar una postal desde cada ciudad donde estéis y os ahorraréis el pensar qué comprar a los amigos y familias. Quedaréis como señoritos con un regalo simple pero en este mundo tecnológico ya casi inexistente. Les daréis una alegría.

Viajar de noche mejor que de día

Interrail Tren

La mejor manera de viajar durante el Interrail es reservando los trenes que viajan de noche. Acabaréis más cansados pero aprovecharéis el doble de tiempo en las ciudades. Os recomendamos viajar de noche sobre todo las largas distancias entre ciudades europeas. La mejor página para reservar vuestros billetes de tren es la alemana: http://www.bahn.de/p/view/index.shtml

Recoger billetes de tren al llegar a cada destino

Os evitaréis colas innecesarias y perderéis menos tiempo. Os dará pereza cogerlos nada más llegar, lo sabemos, ya que tendréis unas inmensas ganas de salir a patear ciudad. Pero os aseguraréis de tener sitio en el siguiente viaje, con suerte en un camarote propio, y podréis planificaros mejor el sitio en la ciudad.

Cartas y pipas en el tren, fundamental

Viajar Interrail

Concienciaros: vais a pasar horas y horas metidos en un tren. Un buen repertorio de música, cartas y pipas serán esenciales para pasar el rato. Intentar coger sitios que puedan abrirse en forma de cama y si tenéis un solo compartimento para vosotros, mejor qué mejor. Durante el viaje fichar los asientos de primera clase porque muchas veces os dejarán colaros si hay pocos pasajeros. Si os compráis pan con nocilla y embutido también podréis aprovechar para pegaros pequeños caprichos entre pueblo y pueblo.

No perder el saco de dormir en ningún momento

Por mucho que no queramos admitirlo, no siempre os encontraréis sitios encantados e higiénicos por Europa. Mejor prevenir que curar: llevaros el saco de dormir para evitaros dormir con chinches y salvaros de un apuro si os quedáis tirados en la calle en algún momento del viaje. También os servirá de abrigo en ciudades con temperaturas más fresquitas. ¡No os lo olvidéis!

Alimentarse a partir del desayuno de los hostales

Alimentarse en el Interrail

Los españoles siempre hemos sido así. Haceros con un buen pack de bolsas desechables para guardar los sándwiches del desayuno que aprovecharéis para la comida. ¡Ojo! Hay muchos hostales que se han dado cuenta del truco y ponen vigilantes para que no infrinjáis la norma. Con un buen desayuno funcionaréis durante todo el día. ¿Y para comer sin gastaros un duro? Las hamburguesas de un euro están presentes en todas las ciudades europeas y son perfectas para alimentaros sólo durante un mes, luego no volveréis a probarlas en vuestra vida;) Cuanta más comida y embutido llevéis desde España, mejor. Por eso, os recomendamos aprovechar mitad del macuto para el rico embutido del hogar.

El alojamiento: cuanta más gente, más barato

En el Interrail no buscas la comodidad, sino descubrir Europa de la manera más económica. Es el viaje perfecto para conocer a viajeros andantes. Dormiréis en habitaciones de 8 y 16 personas e incluso podréis conocer personas locales que os alojarán en sus casas. ¡Una experiencia única! Practicaréis idiomas y podréis coincidir con gente realmente interesante. También es una oportunidad perfecta para practicar CouchSurfing

El jabón de lagarto, vuestro fiel aliado

Algo realmente imprescindible;) El poco peso en la mochila requiere un buen jabón lagarto que será vuestro aliado durante el viaje. El momento perfecto para lavar ropa será durante la noche que os quedéis en los hostales. Recomendación: llevaros ropa de la que os podáis deshacer al final del viaje ya que acabará echa un pequeño amasijo de rapiña.

Monumentos, parques y cafés, perfectos para resguardarse del calor

Interrail Berlin

Si vais a viajar en verano, tenedlo claro: vais a pasar calor. Lo mejor que podéis hacer es ir a visitar la ciudad bien pronto y al mediodía buscar un buen refugio en alguna iglesia, catedral, mausoleo…Os aseguramos que son los sitios más fresquitos. También podéis tomaros un buen café tranquilamente durante las horas que más pega el sol. ¿Alternativa? Los parques son perfectos para seguir disfrutando de la siesta typical spanish;)

Napoleón está en todas partes

Allá donde vayáis lo encontraréis: París, Berlín, Viena, Cracovia, Praga…está en todas partes.¡Estad atentos!

¿Nos hemos dejado alguna recomendación en el tintero? Contádnosla con la etiqueta #funplan y enviadnos vuestras fotos;)

Cinco planes gastronómicos para un fin de semana de otoño

Planes gastronómicos para el fin de semana

Si eres de los que te gusta disfrutar de la buena mesa, eres de los nuestros. Que bien sienta y como nos gusta preparar un plan gastronómico que nos haga más llevaderos los fríos fines de semanade otoño.

 

Para ayudarte con tu próxima elección te recomendamos estos cinco planes que seguro que no te dejarán indiferente :-)

1- Barcelona Gourmet BusTurismo y gastronomía de alto nivel se juntan en Barcelona. En este bus puedes ver los lugares más bonitos de la Ciudad Condal (Casa Batlló, la Pedrera, Sagrada Familia, etc) mientras saboreas una cena delicatessen elaborada por el reconocido restaurador Carles Caig, galardonado con una estrella Michelín. Una experiencia diferente y muy apetecible…

2- Fin de semana como un olivarero en Jaén. Jaén es sinónimo de olivo y aceite. A medida que te vas acercando a esta capital andaluza, su inconfundible olor te resultará muy familiar. En este plan se fusiona turismo y naturaleza en la Comarca de Sierra Mágina, y por supuesto, podrás vivir en primera persona la recogida de la aceituna. Comerás de lujo con la excelente materia prima de la zona. ¡Apúntalo en tu agenda porque este plan promete!

3- Paseo gastronómico por Lisboa. ¿Conocer Lisboa y comer bien? ¡Nos apuntamos! Guía con acompañamiento personalizado, consejos sobre el consumo de productos de portugueses, visita a tiendas gourmet con degustación de productos, prueba de “petiscos” típicamente portugueses. ¡Tentador!

4- Shunka, momentos de placer japonés en Barcelona. Si eres amante de cocina japonesa, este es un restaurante imprescindible en tu lista. Los makis, los sushis, los temakis y las tempuras hechos en una cocina en vivo que te sorprenderá. ¡Se nos hace la boca agua!

5- Triciclo, una casa de comidas moderna con cultura culinaria. Situado en el Barrio de Las Letras de Madrid, Triciclo prepara platos que unen producto, tradición y ‘viajes’, con el sabor como objetivo irrenunciable. Su carta tiene una triple oferta;  “Del Mercado al TriCiclo”, “Un Paseo en TriCiclo” y “Un Viaje en TriCiclo”. ¡Para no perdérselo!

¿Por qué plan gastronómico te decantas?

Consejos para pasar fin de año 2013 en Portugal

nochevieja 2014 en Portugal

Os damos unos consejos a los que queréis pasar la nochevieja en Portugal.

Aprovechando que en The Fun Plan hemos preparado unos planes muy chulos para fin de año en diversos puntos de Portugal os queremos dar unas ideas por si todavía no habéis organizado el vuestro.

Puedes ver nuestros planes para fin de año en Portugal en el siguiente enlace.

¿Cuáles son las costumbres portuguesas típicas para la noche de fin de año?

Para que no os sintáis perdidos en caso de que vayáis a Portugal, os ponemos al día sobre sus costumbres para la noche de fin de año.

El ambiente de las celebraciones es familiar y festivo. Aunque hay tradiciones distintas en función de las regiones, la noche de fin de año en Portugal 

San Francisco, la ciudad más sorprendente de Estados Unidos

Golden Gate en California

Cuando uno viaja a San Francisco sabe que podrá visitar la cárcel más famosa del mundo y que verá el larguísimo puente de color rojo, el Golden Gate… ¿Pero qué más se puede hacer en esta población californiana? ¿Merece más la pena que otras ciudades de Estados Unidos? En definitiva sí; pero si todavía no conoces cuáles son los encantos de San Francisco te despejamos tus dudas en este resumen de todo lo que se puede hacer en la ciudad más sorprendente de EEUU.

Para recorrer a pie

Lombard Street en California

  • Lombard Street. Todo turista que viaje a San Francisco va a ejercitar las piernas en sus vacaciones, porque es imposible escapar de sus empinadas calles. Cada cuesta que hayas conocido anteriormente no tendrá nada que ver con la inclinación que tienen las arterias que cruzan la población. Pero para más ‘inri’, hay una que además lo hace en zig-zag. Bajar en coche por ella se convierte en una auténtica atracción para los visitantes que alquilan un vehículo en su escapada. La estampa, además de curiosa, es preciosa ya que la calle está completamente adornada con flores de colores, hablamos de Lombard Street.
  • Golden Gate Park. Y aunque los turistas que hayan viajando previamente a Nueva York pensarán que no hay que zona verde más grande y con más encanto que la de la Gran Manzana, hasta que conozcan Golden Gate Park. Es el parque principal de San Francisco, más grande que el neoyorquino y con una vegetación más abundante incluso. En su interior podrás recorrer amplias arboledas, explanadas de césped, ver monumentos repartidos por este gran espacio al aire libre y estar a pocos minutos de la playa. ¡Ideal para disfrutar de la naturaleza en estado puro!

Fishermans-Wharf en California

  • Fisherman’s Wharf. Otro sitio que merece la pena ser recorrido a pie es el antiguo puerto de la ciudad de San Francisco convertido hoy en día en una de las zonas más animadas de la población. Además de numerosas tiendas de artesanía y souvenirs así como todo tipo de restaurantes para todos los gustos, encontramos un acuario, un submarino y un museo. Y por si te parecía poco, puedes ver a los protagonistas marinos que captan todas las miradas: leones marinos que toman el sol en el muelle.

Cárcel de Alcatraz - California

  • Alcatraz. Qué mejor que un pequeño crucero por las aguas de la bahía de San Francisco mientras nos lleva a uno de los lugares más famosos del mundo: la cárcel de Alcatraz. Decían que era la prisión más segura del mundo, y sin embargo, fueron tres los reos que consiguieron escabullirse de esta ‘misión imposible’. A tu llegada a la isla de Alcatraz tienes que dirigirte al interior de la cárcel y hacer el recorrido que el audioguía que te entregarán te irá explicando de forma específica. Te sentirás como si viajaras en el tiempo y realmente revivieras cómo era Alcatraz décadas atrás.

Un paseo en barco

Sausalito en California

  • Sausalito. ¿Vas a estar varios días en San Francisco? Te recomendamos que no te pierdas una de las excursiones más recomendadas para hacer a pocos kilómetros de la ciudad: viajar a la localidad de Sausalito. Aunque puedes ir hasta ella en coche o bicicleta, lo ideal es coger un barco que además de dejarte en este pueblecito costero te ofrecerá unas impresionantes vistas del skyline de San Francisco y del famoso Golden Gate. Sausalito es una población perfecta para degustar su gastronomía con ciertos toques mediterráneos (a pesar de estar a orillas del Océano Pacífico) y para ver sus curiosas casas-barco. Éstas son viviendas emplazadas flotando sobre el mar y donde sus habitantes mantienen una forma de vida convencional.
  • Golden Gate. Y para todos aquellos que soñaban con ese momento de ver el símbolo por excelencia de San Francisco, por fin podrán ver lo larguísimo que es este famoso puente colgante. Eso sí, es habitual que el Golden Gate esté totalmente rodeado por la bruma de la bahía; por lo que si no conseguís fotografiarlo en su totalidad, no desesperes ¡es lo más habitual entre los turistas! Puedes recorrerlo a pie, en coche o en bicicleta, pero en cualquier caso te aseguramos que es el mejor mirador que podrás encontrar en la ciudad.

Desde las alturas

Twin Peaks en California

  • Twin Peaks. Pero si te quedas con ganas de seguir disfrutando de San Francisco a ‘vista de pájaro’, nada mejor que subir a las dos colinas más visitadas de la ciudad: Twin Peaks. Puedes llegar hasta ellas en coche o autobús, pero sea cual sea tu medio de transporte, nada te evitará subir las costosas escaleras hasta la alto de la cima. Sin embargo, las vistas y la panorámica que ofrece en 360 grados de la ciudad y sus alrededores merecen la pena.

Un pintoresco tranvía

Cable Car en California

Puede que montar en tranvía no tenga ningún tipo de atractivo para los turistas, pero esto cambia si los pasajeros lo tienen que hacer de pie, sin protecciones laterales en el vagón y subiendo y bajando empinadas cuestas. El Cablecar es una de las formas de transporte de San Francisco, aunque la mayoría de personas que lo utilizan es como actividad turística más que un modo de moverse de un rincón a otro. Aunque hay algunos asientos en el medio, sólo los más afortunados –o los primeros en la fila- podrán elegirlos. Pero la verdadera aventura está en ir de pie, agarrado con fuerza y gritar cuando el tranvía baja por las interminables cuestas.

.

Xana en Los Ancares

Los viajes de Xana

Hola amigos funplaneros:

El primero de los viajes de Xana que os contaremos es el último que hicimos con ella. El pasado puente de diciembre nos acercamos por consejo de un amigo a Los Ancares, comarca que reparte su territorio entre Lugo y León. El consejo del amigo incluía alojamiento en La Posada de Campa da Braña. Este consejo no podría haber sido mejor ya que el sitio está muy bien de precio, los dueños son realmente cercanos, ofrecen comida casera y aceptaron con gusto a la pequeña Xanita . Cuando fuimos, además, tuvo lugar una pequeña reunión de músicos que nos acogieron en su grupo como si nos conocieran de toda la vida además de amenizar la velada con buena música en directo. Sencillamente genial.

La zona es perfecta si te gusta el