Los escenarios de STAR WARS en Túnez

Túnez es, aparte de un precioso país, uno de los destinos favoritos de los directores de cine para recrear escenarios. Películas como El paciente inglés, En busca del arca perdida, Jesús de Nazaret y hasta La vida de Brian, entre otras, han localizado aquí sus exteriores. Pero sin duda, el plató de cine más conocido del país mediterráneo es el que ha albergado no pocas escenas de la saga de ¡STAR WARS! De eso concretamente vamos a hablar hoy. ¡Seguro que más de uno se frota las manos preparando su viaje fin de carrera a Túnez!

Tataouine y Tozeur

Tatouine Star Wars

George Lucas y su equipo dejaron numerosas huellas en su paso por tierras tunecinas. Allí se recreó Tatooine, el planeta natal de Anakin Skywalker y dónde se crió Luke con sus tíos (no vamos a hacer spoilers por si acaso, aunque a estas alturas, ¿quién no conoce la historia?). De hecho, el planeta fue llamado así en agradecimiento por su hospitalidad a las buenas gentes de la aldea de Tataouine, donde estuvo presente el rodaje.

La aldea de Tataouine es única en el mundo por sus viviendas bereberes de techo redondo llamadas ksar. El equipo de La Amenaza Fantasma (1999) quedó tan impresionado al descubrirlas que las acondicionaron para recrear el pueblo de esclavos del desértico planeta. Allí también fue recreado el astropuerto de Mos Espa donde vivía Anakin con su madre. ¡Pero no sólo en Tataouine! Tozeur otra localización donde encontraréis restos de construcciones ficticias del rodaje como el astropuerto, además de las ya naturales del lugar. ¡Quedaréis impactados por el paisaje!

Matmata

hotel sidi driss

En Matmata, a unos 80 km de Tataouine, está localizada la granja de los Lars, un ejemplo de arquitectura troglodita. Este escenario, que recrea la casa donde se crió Luke Skywalker junto a sus tíos, es en realidad el hotel Sidi Driss. Sus interiores fueron el escenario perfecto para narrar la juventud del joven jedi, ¡así que no dejéis de daros una vuelta por su interior!

Las “Casas Trogloditas” (del griego trogle, caverna, y dytes, habitante) son uno de los reclamos turísticos en Túnez. Tal y como indica su nombre, en sus orígenes constituyeron el hogar de los bereberes, cuevas excarvadas en la montaña con un patio interior al que daban las habitaciones. Gracias a su arquitectura interior representaban las fortalezas perfectas de los bereberes para defenderse de los enemigos que pudieran atacarles. Además, protegían del frío del invierno y del calor en verano. ¡El problema principal es que cuando llovía, no desaguaba bien y la montaña se podía venir abajo!

En gran parte del sur de Túnez puedes seguir encontrando decorados, localizaciones y un montón de referencias a la saga de ciencia-ficción más exitosa de la historia del cine.

Chott El Jerid, Sidi Bouhlel, Nefta y Djerba

chott el jerid

En el lago salado de Chott El Jerid descubriréis los exteriores del el iglú hogar de Luke y sus tíos. Si pasáis por Sidi Bouhlel encontraréis el “El Cañón de Star Wars” donde fue apresado el bueno de R2D2 por los jawas y donde también se rodaron escenas del Episodio I. En la Gran Duna de Nefta se rodó la legendaria escena de C3PO y R2D2 escapando por el desierto de Tatooine y en la isla de Djerba se encuentra la casa de Obi Wan Kenobi y la cantina de Mos Eisley, donde Luke Skywalker y Han Solo se conocen.

El rodaje de la nueva trilogía de Star Wars está en marcha, aunque esta vez el equipo galáctico tiene fichadas sus localizaciones en Reino Unido, Islandia y Emiratos Árabes. ¿Volverán en algún momento los amigos jedi y sus enemigos a surcar las arenas del desierto tunecino? Desde luego, ¡nosotros no podemos irnos sin haberlas descubierto!

Os dejamos un vídeo donde conoceréis parte de estos escenarios creado por el club de fans de Star Wars en Túnez. Podéis verlo en el siguiente enlace, ¡Sólo apto para frikis!

¿Os animáis a viajar? ¡Entonces no os perdáis nuestro viaje fin de carrera a Túnez!

La entrada Los escenarios de STAR WARS en Túnez aparece primero en Blog de viajes en grupo The Fun Plan.

.

Oviedo en un día

De norte a norte y tiro porque me toca. Tanto nos ha gustado Asturias que os traemos un nuevo capítulo de “Ciudades en un día”, esta vez en Oviedo. Si hay algo por lo que se caracteriza esta ciudad, aparte de por ser la anfitriona de los Premios Príncipe de Asturias, es por sus estatuas. Personajes del mundo de las ciencias y las diversas artes se pasean por la ciudad esperando ser encontrados por los visitantes. ¿Nos acompañáis a pasar un día a Oviedo?

Por la mañana

La Maternidad- Oviedo

La Maternidad- Foto de María Martín

Oviedo es de esas ciudades a las que de oídas no llama la atención. Sin embargo, en cuanto te adentras en su casco histórico quedas prendado de los edificios, rincones y secretos que esta ciudad esconde en cada esquina. Una ciudad pequeña con una calidad de vida exquisita, una gastronomía para chuparse los dedos y una amabilidad que resulta cada vez más complicado encontrar en las grandes ciudades.

Comenzamos nuestras andadas en el centro neurálgico de la ciudad donde la vida reluce las 24 horas del día. Es la Plaza de la Escandalera, el punto donde confluye pasado y presente de la ciudad. Las primeras esculturas nos darán la bienvenida: “La Maternidad” y “La Gorda” de Botero y la escultura de caballos “Los Asturcones” del artista Manolo Valdés. También os sorprenderá la del “Culis Monumentalibus” que preside una de las calles de la ciudad.

Desde allí nos adentraremos en el casco histórico de Oviedo por la Calle San Francisco. Pasaremos junto a la Universidad y el Teatro Filarmónica. Entrad dentro de la Universidad, merece la pena contemplar los rastros de historia que esconden sus murallas.

Caminaréis entre capillas, iglesias y palacios residenciales del siglo VII, ¡historia viva!

Por fin llegaréis a la Plaza donde se encuentra la Catedral de Oviedo. Os encontráis en el centro del Casco Antiguo o también llamada Plaza de Alfonso II El Casto. Daos cuenta de los edificios que tenéis alrededor: la capilla de La Balesquida, la Casa de los Llanes, el colegio Notarial de Asturias… vale que no los nombres no os dicen demasiado pero os invitamos a cerrar los ojos e imaginaros en el siglo XVIII, ¿se ve distinto verdad? Abrid bien los ojos pues es posible que os topéis ni más ni menos que con “La Regenta”, la escultura del artista Mauro Álvarez Fernández, situada a los pies de la catedral.

Una vez hayáis regresado de viajar en el tiempo aventuraros hasta la Plaza Porlier donde os espera la estatua de Williams B.Arrensberg, cuyo padre es el escultor Eduardo Úrculo. Parece sacada de una peli de detectives, ¿verdad? Haceros con ella una foto pues comúnmente es conocida como “El viajero”… ¡seguro que tenéis muchas cosas de las que hablar!

Para Comer

La caminata seguro que os ha abierto el apetito bastante, ¿a que sí? Pues nos vamos a comer. En este punto os proponemos dos opciones:

Sidras en la Plaza Fontán: si el cuerpo os pide sidra coged la calle Rúa y Cimadevilla. Llegaréis a la Plaza del Ayuntamiento y desde allí a la Plaza Fontán donde encontraréis lo mejorcito de la buena cocina asturiana: un choricito y la carne más sabrosa.

Una buena mariscada: Volved por la Calle Joveyanos hasta la Plaza Carbayón donde encontraréis la Estatua de la Concordia y al lado una de las marisquerías más famosas de Asturias: La Chalana. Disfrutaréis del mejor marisco a buen precio sin tener que dejaros un riñón en el camino.

Por la tarde

La Regenta -José Luis Cernadas

La Regenta – Foto de José Luis Cernadas

Si hay que distingue Oviedo también es la Calle Uría. Allí se encuentra el centro neurálgico del comercio donde se asientan los escaparates de las marcas más elegantes del panorama nacional e internacional. Os sentiréis como verdaderas “celebrities” de una película norteamericana. Tanto es así que seguramente tropecéis con la estatua de “Woody Allen” quien se encuentra dando un paseo por pleno centro comercial de Oviedo. Su autor es Vicente Martínez Satanrúa.

Si no sois muy de tiendas os proponemos un plan alternativo pensado sobretodo para los amantes de la naturaleza. Debéis alquilar un coche o una bici, dejar la ciudad atrás y poner rumbo al Picu Paisanu. De camino os encontraréis con las iglesias Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, dos de las más antiguas de Asturias.

Tendréis la ciudad a vuestros pies ¡merece la pena!

Por la noche

Bulevar de la Sidra -Evan Bench

Bulevar de la Sidra -Evan Bench

Una ducha rápida para quitarnos el cansancio de encima y volver al ruedo. La movida ovetense la encontraréis en el casco antiguo de la ciudad. Adentraros de nuevo en sus calles a partir de las ocho de la tarde y acercaros a la calle Gascona. A partir de esa hora podréis empezar a tomar vuestros primeros vasos por el conocido Bulevar de la Sidra.

Os recomendamos luego moveros por la calle Mon, la calle Oscura, San Isidoro, La Corrada del Obispo, la Plaza del Paraguas, Cimadevilla y la calle del Rosal. Si queréis recomendaciones de pubs, os recomendamos acercaros a tomar una copilla a Arde París, La Factoría o Radio 8.

Si buscáis alojamiento, ¡echadle un vistazo a nuestro buscador de hoteles!

En la página de Turismo de Oviedo encontraréis toda la información de la ciudad, repleta de historia. Os dijimos que os sorprendería, ¿verdad qué lo ha hecho? Pero seguro que nos dejamos más de uno y mil planes para recomendar… ¿nos echáis una mano?

La entrada Oviedo en un día aparece primero en Blog de viajes en grupo The Fun Plan.

Gracias a TheFunPlan

San Francisco, la ciudad más sorprendente de Estados Unidos

Golden Gate en California

Cuando uno viaja a San Francisco sabe que podrá visitar la cárcel más famosa del mundo y que verá el larguísimo puente de color rojo, el Golden Gate… ¿Pero qué más se puede hacer en esta población californiana? ¿Merece más la pena que otras ciudades de Estados Unidos? En definitiva sí; pero si todavía no conoces cuáles son los encantos de San Francisco te despejamos tus dudas en este resumen de todo lo que se puede hacer en la ciudad más sorprendente de EEUU.

Para recorrer a pie

Lombard Street en California

  • Lombard Street. Todo turista que viaje a San Francisco va a ejercitar las piernas en sus vacaciones, porque es imposible escapar de sus empinadas calles. Cada cuesta que hayas conocido anteriormente no tendrá nada que ver con la inclinación que tienen las arterias que cruzan la población. Pero para más ‘inri’, hay una que además lo hace en zig-zag. Bajar en coche por ella se convierte en una auténtica atracción para los visitantes que alquilan un vehículo en su escapada. La estampa, además de curiosa, es preciosa ya que la calle está completamente adornada con flores de colores, hablamos de Lombard Street.
  • Golden Gate Park. Y aunque los turistas que hayan viajando previamente a Nueva York pensarán que no hay que zona verde más grande y con más encanto que la de la Gran Manzana, hasta que conozcan Golden Gate Park. Es el parque principal de San Francisco, más grande que el neoyorquino y con una vegetación más abundante incluso. En su interior podrás recorrer amplias arboledas, explanadas de césped, ver monumentos repartidos por este gran espacio al aire libre y estar a pocos minutos de la playa. ¡Ideal para disfrutar de la naturaleza en estado puro!

Fishermans-Wharf en California

  • Fisherman’s Wharf. Otro sitio que merece la pena ser recorrido a pie es el antiguo puerto de la ciudad de San Francisco convertido hoy en día en una de las zonas más animadas de la población. Además de numerosas tiendas de artesanía y souvenirs así como todo tipo de restaurantes para todos los gustos, encontramos un acuario, un submarino y un museo. Y por si te parecía poco, puedes ver a los protagonistas marinos que captan todas las miradas: leones marinos que toman el sol en el muelle.

Cárcel de Alcatraz - California

  • Alcatraz. Qué mejor que un pequeño crucero por las aguas de la bahía de San Francisco mientras nos lleva a uno de los lugares más famosos del mundo: la cárcel de Alcatraz. Decían que era la prisión más segura del mundo, y sin embargo, fueron tres los reos que consiguieron escabullirse de esta ‘misión imposible’. A tu llegada a la isla de Alcatraz tienes que dirigirte al interior de la cárcel y hacer el recorrido que el audioguía que te entregarán te irá explicando de forma específica. Te sentirás como si viajaras en el tiempo y realmente revivieras cómo era Alcatraz décadas atrás.

Un paseo en barco

Sausalito en California

  • Sausalito. ¿Vas a estar varios días en San Francisco? Te recomendamos que no te pierdas una de las excursiones más recomendadas para hacer a pocos kilómetros de la ciudad: viajar a la localidad de Sausalito. Aunque puedes ir hasta ella en coche o bicicleta, lo ideal es coger un barco que además de dejarte en este pueblecito costero te ofrecerá unas impresionantes vistas del skyline de San Francisco y del famoso Golden Gate. Sausalito es una población perfecta para degustar su gastronomía con ciertos toques mediterráneos (a pesar de estar a orillas del Océano Pacífico) y para ver sus curiosas casas-barco. Éstas son viviendas emplazadas flotando sobre el mar y donde sus habitantes mantienen una forma de vida convencional.
  • Golden Gate. Y para todos aquellos que soñaban con ese momento de ver el símbolo por excelencia de San Francisco, por fin podrán ver lo larguísimo que es este famoso puente colgante. Eso sí, es habitual que el Golden Gate esté totalmente rodeado por la bruma de la bahía; por lo que si no conseguís fotografiarlo en su totalidad, no desesperes ¡es lo más habitual entre los turistas! Puedes recorrerlo a pie, en coche o en bicicleta, pero en cualquier caso te aseguramos que es el mejor mirador que podrás encontrar en la ciudad.

Desde las alturas

Twin Peaks en California

  • Twin Peaks. Pero si te quedas con ganas de seguir disfrutando de San Francisco a ‘vista de pájaro’, nada mejor que subir a las dos colinas más visitadas de la ciudad: Twin Peaks. Puedes llegar hasta ellas en coche o autobús, pero sea cual sea tu medio de transporte, nada te evitará subir las costosas escaleras hasta la alto de la cima. Sin embargo, las vistas y la panorámica que ofrece en 360 grados de la ciudad y sus alrededores merecen la pena.

Un pintoresco tranvía

Cable Car en California

Puede que montar en tranvía no tenga ningún tipo de atractivo para los turistas, pero esto cambia si los pasajeros lo tienen que hacer de pie, sin protecciones laterales en el vagón y subiendo y bajando empinadas cuestas. El Cablecar es una de las formas de transporte de San Francisco, aunque la mayoría de personas que lo utilizan es como actividad turística más que un modo de moverse de un rincón a otro. Aunque hay algunos asientos en el medio, sólo los más afortunados –o los primeros en la fila- podrán elegirlos. Pero la verdadera aventura está en ir de pie, agarrado con fuerza y gritar cuando el tranvía baja por las interminables cuestas.

.

Un día en Marrakech

Cruzamos el estrecho y nos vamos de lleno a la ciudad de las especias, el curri, el jaleo y la religión musulmana, Marrakech. Cada vez son más las personas que, debido a la proximidad con nuestro país, debido a la atracción por conocer otras culturas o bien por el precio económico que supone viajar a Marruecos, deciden saltar el charco que nos separa con el continente africano y descubrir una de las ciudades más hermosas de este país. Para aquellos que hayan tomado esa decisión, desde The Fun Plan os invitamos a conocerla en un día. ¿Os atrevéis a dar el salto?

Reyes de las especias y del aceite de Argal, su mayor tesoro. Marrakech es una de las tres mayores ciudades de Marruecos junto con Rabat, Fez y Casablanca con más de un millón de habitantes. La temperatura media que encontraréis será de 30 grados, aunque si os atrevéis a visitarla en verano podéis pasar un calor de hasta 55 grados.

Por la Mañana

Mezquita Koutoubia

Lo primero que os llamará la atención al llegar a Marrakech es el color marrón de todos sus edificios, algo que caracteriza a la ciudad. Esto es debido a que en la antigüedad todos los edificios eran construidos con adobe. Con el paso de los años la tradición no ha cambiado y aunque se construyan de cemento, siempre mantienen el color marrón. Un color que torna cobrizo durante y el día y de rojo intenso al caer la tarde.

Para conocer Marrakech debéis adentraros lo primero de todo por alguna de las puertas que dan paso a la Alcazaba: Bab Agnau, una de las más bellas. No os asombréis de ver sólo caras occidentales durante el día. Los marroquíes hacen vida al caer el sol…

Llegaréis a la Plaza Djemaa el Fna, una de las más famosas del mundo. Tan sólo deteneros para buscar el Puesto nº39 y pedir un zumo de naranja exprimida que os dará fuerzas para aguantar el resto de la jornada. Fijaros bien en el ambiente calmado que notaréis al comienzo del día y quedaros con esa imagen hasta la noche…

Podéis empezar visitando la Mezquita de Koutoubia saliendo por una de las calles de la plaza donde descubriréis a la hermana gemela de la Giralda de Sevilla, ¡os asombrará el parecido! Marrakech cuenta con más de 300 mezquitas. Sin embargo, no está permitido el acceso a personas no creyentes con lo que sólo podréis admirarlas desde fuera. Corred detrás de las palomas y pasead por los jardines exteriores.

Paseando llegaréis a la Avenida Mohammed V, la más moderna de la ciudad desde dónde podréis ir a visitar las Tumbas Saadíes, construidas en 1557 por el sultán Áhmad al-Mansur donde descansan los restos de los sirvientes y guerreros de la dinastía saadí. Os impresionarán las más de 100 tumbas decoradas con mosaicos de cedro y mármol que descansan en los jardines.

A lo largo de la mañana notaréis como el calor va apretando poco a poco. Os veréis forzados a buscar las sombra y no hay mejor manera de hacerlo que visitando los distintos herbolarios que encontraréis en cada esquina. En realidad son boticas donde podréis encontrar cualquier tipo de especia para endulzar la comida pero también complementos naturales de maquillaje como la col para pintar los ojos. En la mayoría de ellos también os harán una muestra de cómo se extraje el aceite de Argal, amasándolo en una piedra con forma circular.

Por la tarde

Barrio Judio Marrakech

Después de comer un rico Cuscús podéis hacer la digestión adentrándoos en el Zoco de Marrakech donde el regateo se convertirá en vuestro fuerte o debilidad al comprar. Pasaréis unas cuantas horas entre sandalias, artículos de decoración, ropa, bolsos, joyería, complementos, e incluso réplicas de marca hasta comida. La clave para regatear es bajar el precio hasta la mitad de lo que cuesta y de ahí subir un 20% más o menos para conseguir llevaros el artículo a precio real. Aunque como en todo, hay que tener maña.

Cuando os canséis de las compras podéis resguardaros del calor caminando por el Barrio Judío, con calles estrechas y frescas. No dudéis en conocer a la gente que allí habita, su vida, historias, cultura, un libro abierto del que saldréis del todo recompensados.

Podéis visitar también el Palacio Dar Si Saïd, que contiene el museo de las artes marroquíes, el más antiguo de la ciudad. Lo más bonito del edificio se encuentra en arquitectura y especialmente en su patio. Actualmente alberga una colección de joyas, armas bereberes y las tallas de El Badi, del siglo XVI. Además, encontraréis una exposición de fotografías antiguas de la ciudad, muy curiosas de ver.

Si os pica el hambre a media tarde podéis probar un pañuelo marroquí, un pan de trigo que puede tomarse tipo tortita en el desayuno como a media tarde acompañado de algún complemento salado.

Por la noche

Plaza Djemaa El Fna

La caída del sol marca el comienzo del día en Marrakech, y sólo hay un lugar donde realmente vivirla: en la Plaza Djemaa El Fna, declarada Patrimonio Oral de la Humanidad por la UNESCO. Los puestos de comida salen a la calle, así como la música, la danza y los juegos. Un hervidero de vida y cultura.

Os invitamos a integraros con la gente local visitando alguno de los puestos de comida local donde podéis pediros unos pinchos de carne, salchichas o cuscús. Uno de los más famosos se encuentra a la entrada del mercado en una de las esquinas que lo rodea.

También podéis pasearos por los puestos de fruta o artesanía, ver un espectáculo de música tradicional, baile o acrobacia….Y si os despistáis incluso podéis acabar teniendo una cobra por el cuello de un encantador de serpientes o un mono danzarín. No dejéis de probar los juegos tradicionales pescar una botella, ¡os fascinarán!

Para disfrutar del ambiente de la plaza en su totalidad, subiros a lo alto del Grand Balcon Café Glacier, la terraza más concurrida por los turistas pero desde la que tendréis una visión completa de todo lo que acontece en Djemaa El Fna. Podéis pasaros un buen rato admirando la vida que envuelve Marrakech, y, en ese momento, habréis caído en su influjo.

Gracias a TheFunPlan

Londres en un día

Londres siempre ha sido uno de los destinos turísticos preferidos de los españoles y muchos de ellos incluso lo eligen para pasar los mejores años de sus vidas. ¿Qué tiene Londres que tanto gusta? María, Luis, Cris, Isabel y Andrea nos han contado sus impresiones y lugares preferidos para visitar la ciudad en un día y aprovecharla como un auténtico londinense. ¿Nos acompañáis?

Por la mañana

Saint Paul Cathedral

Comenzar el día en la “City”, la zona financiera donde se encuentran las grandes empresas y bancos de la capital londinense donde trabajaba el padre de los niños de la película de Mary Poppins.

Cerca de la “city” se encuentra Saint Paul Cathedral, construida hace 300 años y una de las mayores catedrales cristianas del mundo. Esta catedral ha acogido grandes acontecimientos ingleses como la boda del Príncipe Carlos con Diana de Gales.

London Tower

Tras contemplar la inmensa cúpula de la catedral caminad 20 minutos hasta alcanzar la Torre de Londres desde donde veréis también el puente de la Torre, London Tower Bridge, que acoge diversas exposiciones a lo largo del año. La Torre de Londres ha sido escenario de la historia más dramática y apasionante del Gran Bretaña y cada año la visitan alrededor de dos millones de personas.

Para comer

Bourough Market

Londres no es España, y como tal, no tenemos los mismos horarios. Tened en cuenta que debéis comer al mediodía ya que sino no tendréis qué llevaros a la boca a las dos de la tarde. Puesto que sabemos que nuestros horarios son difíciles de romper, os invitamos a probar la última moda europea: el brunch.

Os aconsejamos probar alguno de los locales CocoMomo en esta hora ya que os sentiréis como auténticos ingleses. En el barrio de Marylebone se encuentran los edificios coloniales y las tiendas con más encanto de Londres y también el restaurante Providores, perfecto para un brunch al mediodía sin tener que dejaros un riñón por el camino.

Si lo que queréis es pegaros un capricho de los buenos podéis ir al Sushisamba, un local japonés situado nada más y nada menos que en la torre de Londres desde donde podréis disfrutar de la ciudad en todo su esplendor. Eso sí, ¡tendréis que pagar por ello! Pero si no os queréis gastar una fortuna y os apetece probar un japonés acercaros a Sushinho en la zona de South Kensington.

The Fish And Chip Bus

Podéis montaros un brunch en las alturas visitando la torre Shard de Renzo Piano, al lado del London Bridge. Allí es donde se encuentra el restaurante Duck&Wafle, ¡merece la pena!

Pero si lo que de verdad queréis es picotecar algo os recomendamos probar alguno de los puestos de “fish and chips” que encontraréis en esta zona al lado del río en los que se puede comer bien y barato o acercaros a Borough Market, un mercado de comida sibarita donde encontraréis ostras a muy buen precio.

Afterbrunch

london eye

Con el estómago lleno poneros de nuevo en marcha y coged uno de los barcos que cruza el Támesis, os costará alrededor de 8 euros pero merecerá la pena ya que os ahorraréis un buen paseo disfrutando de la mejor de las vistas. Llegaréis hasta el emblemático London Eye, donde os recomendamos subir aunque los precios sean un poco desorbitados (19 euros).

Pasear a la orilla de río Támesis, lugar preferido de los artistas callejeros que no os dejarán indiferentes. Cruzar el puente y haceros miles de fotos frente al parlamento inglés, el Big Ben.

¡No os olvidéis de mandarnos las fotos de vuestros #funplans!

Dejando atrás el Reloj habréis llegado al corazón de Londres si veis la Abadía de Westmister, otro símbolo de la capital con 700 años de antigüedad y visitada por un millón de personas al año. La encontraréis abierta al público en los meses de verano desde las 09:30h hasta las 18:00h de la tarde.

trafalgar square

Volved hasta el Big Ben y dirigíos al Norte por la calle de Parlament Street hasta llegar a Trafalgar Square. Durante el recorrido pasaréis por la Casa del Primer Ministro David Cameron en el número 10 de Downing Street a mano izquierda, que sólo podréis admirar desde el exterior. Daros un respiro al llegar a Trafalgar Square, la plaza donde tienen lugar las celebraciones más importantes del país como el día de San Patricio.

La plaza está presidida por la National Gallery, uno de los museos más grandes de la ciudad y totalmente gratis. No os vayáis sin contemplar al menos el cuadro “Los girasoles” de Vang Gogh y las pinturas de los artistas del impresionismo. El museo está abierto todos los días de 10:00h de la mañana hasta las 18:00h de la tarde y los viernes hasta las 21:00h de la noche. El #funplan perfecto para un día de lluvia en Londres ya que os llevará varias horas visitarlo.

Por la tarde

hyde park

Recordad que el sol se pone antes en la capital británica, así que si queréis aprovechar el día más os vale madrugar y dejar poco tiempo para el descanso. Llegados a este punto por la tarde, dependiendo de la velocidad a la que se ponga el sol, podréis hacer plan de tarde o directamente de noche.

Si el tiempo os da una tregua aprovechar y visitar el parque más grande de Londres, Hyde Park. Desde Trafalgar Square podréis llegar cogiendo un autobús en Charing Cross. Hyde Park es además uno de los ocho parques reales que hay en la ciudad. Caminar alrededor del lago, merendar en el césped y no os perdáis alguno de los discursos en Speaker’s Corner y la fuente construida en memoria de la princesa Diana de Gales. Ahora en verano podréis además daros un baño, montar en bici, jugar al tenis o incluso daros una vuelta a caballo. Si queréis tomaros algo pasaros por el bar “Serpentine Pavilion” aunque id pronto porque suele estar a tope;)

hyde Park

Otros parques reales muy recomendados también son Regent’s Park y Green’s Park. El primero alberga un teatro al aire libre y se encuentran además las instalaciones deportivas más grandes de Londres. Green Park es el parque más pequeño entre los ocho reales que componen Londres. Es perfecto para darse un baño y hacer un picnic veraniego. Además, se encuentra al lado del Palacio Real, Buckingham Palace. No esperéis a ver el cambio de guardia ya que sólo se realiza hasta el mes de julio.

Si preferís iros de tiendas no dejéis de ir por Oxford Street y Regent’s Street, la zona comercial de Londres donde se encuentran las marcas más exclusivas. Se encuentran a 5 minutos cogiendo la línea marrón en metro en Charing Cross desde Trafalgar Square y 3 paradas de metro desde Hyde Park cogiendo la línea roja desde Lancaster Gate.

Mercados

camden market

Aunque si de verdad os gustan las compras Londres cuenta con una amplia oferta de mercados y zonas para gustos y colores. Aquí tenéis algunos de ellos:

Camden Market: Parada obligatoria para los amantes de la moda donde os cruzaréis con personas ataviadas con la ropa más variopinta que os podáis imaginar. Cruzar el puente que pasa por encima del canal y perderos entre las calles laberínticas del mercadillo con puestos de comida, música, ropa y accesorios de segunda mano. Se encuentra al norte de Londres así que lo más fácil es que uséis el transporte público para llegar. Abierto todos los días desde las 10:00h hasta las 18:00h.

Portobello Road Market: situado en el barrio de Notting Hill, lo reconoceréis por la película que lleva su mismo nombre. Un barrio de los más distinguidos de Londres característicos por las puertas de colores que presiden la calle y donde encontraréis uno de los mercadillos de antigüedades más grande del mundo, puestos de fruta y verdura, accesorios de segunda mano y artículos de moda. Abre todos los días desde las 09:00h. Si vais en agosto (25 y 26 de agosto) no os perdáis sus carnavales, considerados uno de los más importantes del mundo.

Portobello Market

No podemos dejar de recomendaros dos restaurantes españoles situados en este barrio de la ciudad: “La Bodega” y “La Plaza”. Además, al lado hay un supermercado con comida española llamado “R García and Sons”, especialmente dedicado a los nostálgicos de la tierra.

Harrods: El centro comercial del lujo por excelencia. Las joyas y los artículos de marca presiden los escaparates, perfecto para un capricho pero sólo alcance de unos pocos afortunados. Merece la pena visitarlo y pasaros por la planta baja dedicada en exclusiva al chocolate;)

Spitafields market: un mercado más alternativo situado en antiguas naves de fábrica ocupadas por un abanico de puestos de comida, ropa de segunda mano y artesanía. Todos los mercados abren de lunes a viernes durante todo el día y algunos de ellos también los fines de semana.

Por la noche

Picadilly Circus

Londres es cuna de artistas y como tal no podéis iros sin ir a ver algunos de sus musicales, como el de Mary Poppins, ¡del todo recomendable! Los encontraréis en la zona del Soho, donde también podéis aprovechar para cenar. Llegaréis en 20 minutos caminando desde Oxford Street o cogiendo la línea azul del metro en Warren Street. Si estáis por Hyde Park llegaréis cogiendo la línea roja del metro en Lancaster Gate.

No dejéis de pasar por Picadilly Circus para ver las grandes pantallas que le dan el toque de modernismo al estilo de la quinta avenida de Nueva York.

China Town

En esta zona podéis tendréis la comida internacional a vuestro alcance, con China Town a un paso o probar las “tapas” al estilo inglés del restaurante “El Polpo” a un precio asequible. Os recomendamos también alguno de los restaurantes de la cadena Bill’s, locales con encanto a buen precio y con unas pork bills riquísimas;)

Si os gusta la comida tailandesa debéis ir a ‘Busaba eathai’, una cadena tailandesa a muy buen precio y muy popular entre los londinenses. Si lo que buscáis es un takeaway os recomendamos “Itsu”, un fast food japonés y con comida sana, algo difícil de encontrar en las ciudades europeas, y que encontraréis en cada esquina.

Si en algo coinciden las opiniones sobre Londres es que es una ciudad a la que siempre se puede volver, porque siempre hay algo por descubrir. Ahora os toca a vosotros, ¿cuáles son vuestros #funplans londinenes?

¡Feliz viaje!