Londres en un día

Londres siempre ha sido uno de los destinos turísticos preferidos de los españoles y muchos de ellos incluso lo eligen para pasar los mejores años de sus vidas. ¿Qué tiene Londres que tanto gusta? María, Luis, Cris, Isabel y Andrea nos han contado sus impresiones y lugares preferidos para visitar la ciudad en un día y aprovecharla como un auténtico londinense. ¿Nos acompañáis?

Por la mañana

Saint Paul Cathedral

Comenzar el día en la “City”, la zona financiera donde se encuentran las grandes empresas y bancos de la capital londinense donde trabajaba el padre de los niños de la película de Mary Poppins.

Cerca de la “city” se encuentra Saint Paul Cathedral, construida hace 300 años y una de las mayores catedrales cristianas del mundo. Esta catedral ha acogido grandes acontecimientos ingleses como la boda del Príncipe Carlos con Diana de Gales.

London Tower

Tras contemplar la inmensa cúpula de la catedral caminad 20 minutos hasta alcanzar la Torre de Londres desde donde veréis también el puente de la Torre, London Tower Bridge, que acoge diversas exposiciones a lo largo del año. La Torre de Londres ha sido escenario de la historia más dramática y apasionante del Gran Bretaña y cada año la visitan alrededor de dos millones de personas.

Para comer

Bourough Market

Londres no es España, y como tal, no tenemos los mismos horarios. Tened en cuenta que debéis comer al mediodía ya que sino no tendréis qué llevaros a la boca a las dos de la tarde. Puesto que sabemos que nuestros horarios son difíciles de romper, os invitamos a probar la última moda europea: el brunch.

Os aconsejamos probar alguno de los locales CocoMomo en esta hora ya que os sentiréis como auténticos ingleses. En el barrio de Marylebone se encuentran los edificios coloniales y las tiendas con más encanto de Londres y también el restaurante Providores, perfecto para un brunch al mediodía sin tener que dejaros un riñón por el camino.

Si lo que queréis es pegaros un capricho de los buenos podéis ir al Sushisamba, un local japonés situado nada más y nada menos que en la torre de Londres desde donde podréis disfrutar de la ciudad en todo su esplendor. Eso sí, ¡tendréis que pagar por ello! Pero si no os queréis gastar una fortuna y os apetece probar un japonés acercaros a Sushinho en la zona de South Kensington.

The Fish And Chip Bus

Podéis montaros un brunch en las alturas visitando la torre Shard de Renzo Piano, al lado del London Bridge. Allí es donde se encuentra el restaurante Duck&Wafle, ¡merece la pena!

Pero si lo que de verdad queréis es picotecar algo os recomendamos probar alguno de los puestos de “fish and chips” que encontraréis en esta zona al lado del río en los que se puede comer bien y barato o acercaros a Borough Market, un mercado de comida sibarita donde encontraréis ostras a muy buen precio.

Afterbrunch

london eye

Con el estómago lleno poneros de nuevo en marcha y coged uno de los barcos que cruza el Támesis, os costará alrededor de 8 euros pero merecerá la pena ya que os ahorraréis un buen paseo disfrutando de la mejor de las vistas. Llegaréis hasta el emblemático London Eye, donde os recomendamos subir aunque los precios sean un poco desorbitados (19 euros).

Pasear a la orilla de río Támesis, lugar preferido de los artistas callejeros que no os dejarán indiferentes. Cruzar el puente y haceros miles de fotos frente al parlamento inglés, el Big Ben.

¡No os olvidéis de mandarnos las fotos de vuestros #funplans!

Dejando atrás el Reloj habréis llegado al corazón de Londres si veis la Abadía de Westmister, otro símbolo de la capital con 700 años de antigüedad y visitada por un millón de personas al año. La encontraréis abierta al público en los meses de verano desde las 09:30h hasta las 18:00h de la tarde.

trafalgar square

Volved hasta el Big Ben y dirigíos al Norte por la calle de Parlament Street hasta llegar a Trafalgar Square. Durante el recorrido pasaréis por la Casa del Primer Ministro David Cameron en el número 10 de Downing Street a mano izquierda, que sólo podréis admirar desde el exterior. Daros un respiro al llegar a Trafalgar Square, la plaza donde tienen lugar las celebraciones más importantes del país como el día de San Patricio.

La plaza está presidida por la National Gallery, uno de los museos más grandes de la ciudad y totalmente gratis. No os vayáis sin contemplar al menos el cuadro “Los girasoles” de Vang Gogh y las pinturas de los artistas del impresionismo. El museo está abierto todos los días de 10:00h de la mañana hasta las 18:00h de la tarde y los viernes hasta las 21:00h de la noche. El #funplan perfecto para un día de lluvia en Londres ya que os llevará varias horas visitarlo.

Por la tarde

hyde park

Recordad que el sol se pone antes en la capital británica, así que si queréis aprovechar el día más os vale madrugar y dejar poco tiempo para el descanso. Llegados a este punto por la tarde, dependiendo de la velocidad a la que se ponga el sol, podréis hacer plan de tarde o directamente de noche.

Si el tiempo os da una tregua aprovechar y visitar el parque más grande de Londres, Hyde Park. Desde Trafalgar Square podréis llegar cogiendo un autobús en Charing Cross. Hyde Park es además uno de los ocho parques reales que hay en la ciudad. Caminar alrededor del lago, merendar en el césped y no os perdáis alguno de los discursos en Speaker’s Corner y la fuente construida en memoria de la princesa Diana de Gales. Ahora en verano podréis además daros un baño, montar en bici, jugar al tenis o incluso daros una vuelta a caballo. Si queréis tomaros algo pasaros por el bar “Serpentine Pavilion” aunque id pronto porque suele estar a tope;)

hyde Park

Otros parques reales muy recomendados también son Regent’s Park y Green’s Park. El primero alberga un teatro al aire libre y se encuentran además las instalaciones deportivas más grandes de Londres. Green Park es el parque más pequeño entre los ocho reales que componen Londres. Es perfecto para darse un baño y hacer un picnic veraniego. Además, se encuentra al lado del Palacio Real, Buckingham Palace. No esperéis a ver el cambio de guardia ya que sólo se realiza hasta el mes de julio.

Si preferís iros de tiendas no dejéis de ir por Oxford Street y Regent’s Street, la zona comercial de Londres donde se encuentran las marcas más exclusivas. Se encuentran a 5 minutos cogiendo la línea marrón en metro en Charing Cross desde Trafalgar Square y 3 paradas de metro desde Hyde Park cogiendo la línea roja desde Lancaster Gate.

Mercados

camden market

Aunque si de verdad os gustan las compras Londres cuenta con una amplia oferta de mercados y zonas para gustos y colores. Aquí tenéis algunos de ellos:

Camden Market: Parada obligatoria para los amantes de la moda donde os cruzaréis con personas ataviadas con la ropa más variopinta que os podáis imaginar. Cruzar el puente que pasa por encima del canal y perderos entre las calles laberínticas del mercadillo con puestos de comida, música, ropa y accesorios de segunda mano. Se encuentra al norte de Londres así que lo más fácil es que uséis el transporte público para llegar. Abierto todos los días desde las 10:00h hasta las 18:00h.

Portobello Road Market: situado en el barrio de Notting Hill, lo reconoceréis por la película que lleva su mismo nombre. Un barrio de los más distinguidos de Londres característicos por las puertas de colores que presiden la calle y donde encontraréis uno de los mercadillos de antigüedades más grande del mundo, puestos de fruta y verdura, accesorios de segunda mano y artículos de moda. Abre todos los días desde las 09:00h. Si vais en agosto (25 y 26 de agosto) no os perdáis sus carnavales, considerados uno de los más importantes del mundo.

Portobello Market

No podemos dejar de recomendaros dos restaurantes españoles situados en este barrio de la ciudad: “La Bodega” y “La Plaza”. Además, al lado hay un supermercado con comida española llamado “R García and Sons”, especialmente dedicado a los nostálgicos de la tierra.

Harrods: El centro comercial del lujo por excelencia. Las joyas y los artículos de marca presiden los escaparates, perfecto para un capricho pero sólo alcance de unos pocos afortunados. Merece la pena visitarlo y pasaros por la planta baja dedicada en exclusiva al chocolate;)

Spitafields market: un mercado más alternativo situado en antiguas naves de fábrica ocupadas por un abanico de puestos de comida, ropa de segunda mano y artesanía. Todos los mercados abren de lunes a viernes durante todo el día y algunos de ellos también los fines de semana.

Por la noche

Picadilly Circus

Londres es cuna de artistas y como tal no podéis iros sin ir a ver algunos de sus musicales, como el de Mary Poppins, ¡del todo recomendable! Los encontraréis en la zona del Soho, donde también podéis aprovechar para cenar. Llegaréis en 20 minutos caminando desde Oxford Street o cogiendo la línea azul del metro en Warren Street. Si estáis por Hyde Park llegaréis cogiendo la línea roja del metro en Lancaster Gate.

No dejéis de pasar por Picadilly Circus para ver las grandes pantallas que le dan el toque de modernismo al estilo de la quinta avenida de Nueva York.

China Town

En esta zona podéis tendréis la comida internacional a vuestro alcance, con China Town a un paso o probar las “tapas” al estilo inglés del restaurante “El Polpo” a un precio asequible. Os recomendamos también alguno de los restaurantes de la cadena Bill’s, locales con encanto a buen precio y con unas pork bills riquísimas;)

Si os gusta la comida tailandesa debéis ir a ‘Busaba eathai’, una cadena tailandesa a muy buen precio y muy popular entre los londinenses. Si lo que buscáis es un takeaway os recomendamos “Itsu”, un fast food japonés y con comida sana, algo difícil de encontrar en las ciudades europeas, y que encontraréis en cada esquina.

Si en algo coinciden las opiniones sobre Londres es que es una ciudad a la que siempre se puede volver, porque siempre hay algo por descubrir. Ahora os toca a vosotros, ¿cuáles son vuestros #funplans londinenes?

¡Feliz viaje!

Gijón en un día

¡En 2015 os queremos seguir mostrando nuestros sitios predilectos! Este mes de enero nos trasladamos al norte para acercaros una de las ciudades más bellas de nuestro país. Dicen que tiene una de las playas más agradables y uno de los mejores barrios para disfrutar de la sidra. ¿Sabéis a qué ciudad nos referimos? Habéis acertado: nos vamos a pasar un día a Gijón.

Hemos tenido la suerte de estar no una, sino dos veces en esta ciudad. Por supuesto que no se disfruta igual en verano que en invierno, pero siempre hay unos lugares imprescindibles y perfectos para visitar en un solo día, ya haga frío, calor, llueva o truene.

Por la mañana

Chillida Gijon

Santa Catalina y el Elogio del Horizonte – Foto de Manuel

Comenzamos la visita en el paseo marítimo de Gijón, en el punto más próximo a la catedral. Justo aquí se encuentra la Oficina de Turismo con lo que podéis aprovechar lo primero de todo para recoger información de interés y no perderos ningún evento de los que acontecen durante todo el año en la ciudad asturiana. De hecho, aquí tenéis una agenda con los eventos culturales de Gijón, ¡para planificaros la escapada!

Tal y como os he comentado, nuestra visita comienza en el paseo marítimo de la Playa de San Lorenzo. En este mapa de la ciudad podréis ver el camino que seguiremos durante la mañana para no perder detalle. Caminad con el mar a vuestra derecha hasta topar con la Iglesia de San Pedro. Ya desde la distancia podéis admirar su temple e impresionante fortificación que preside la costa. Antes de llegar a la iglesia podéis hacer una parada en las Termas Romanas de Campo Valdés, siempre que las encontréis abiertas.

Rodead la iglesia y continuad siempre dirección Cimavilla. Lo tendréis fácil porque es todo recto cuesta arriba. De camino igual os topáis con algún valiente local dándose un chapuzón en las gélidas aguas del Cantábrico. Continuad por el Camino de la Fontina – La Salle hasta llegar a Cimavilla. Allí parar, respirar y coger aire para disfrutar de las vistas. Veréis cómo el océano se postra a vuestros pies junto con una ciudad que ahora parece más pequeña desde la distancia.

Tropezaréis con un icono de cultura: “Elogio del Horizonte” de Eduardo Chillida

Daos un paseo por Cimavilla donde ¡atención! Aquí es obligatoria una fotografía, ¡tendréis que poner vuestra pose más original y no olvidéis enviárnosla! Si os fijáis un poco os daréis cuenta que estáis pisando historia viva pues el parque donde ahora os dais un paseo, el Parque del Cerro de Santa Catalina, años atrás fue un búnker de la guerra civil. Ahora es perfecto para esconderos del mundo o evadiros con un libro entre las manos.

Abandonad el parque por la zona de Skate desde dónde divisaréis el Puerto Deportivo de Gijón. Allí es hacia donde nos dirigimos. Os invitamos a realizar una contradicción ya que para llegar al puerto debéis bajar por la calle llamada “Subida al Cerro”. Os encontraréis a mano derecha con la escultura de Vaquero Turcios, “El Nordeste”.

Es el momento perfecto para hacer una parada y comenzar a disfrutar de la buena sidra y la gastronomía asturiana. Os recomendamos para comer “Casa Trabanco” y como plato estrella un buen entrecot acompañado de piparras que cultivan en su propia huerta.

Por la tarde

Playa de Gijon – Foto de María Martín

Lo mejor para bajar la comida es daros un buen paseo por las callejuelas de la parte antigua de Gijón. Para ello poned rumbo al centro por la calle de la Artillería hasta llegar a la Capilla de la Soledad. En frente os encontraréis el Puerto Deportivo que alberga una sala de exposiciones. ¡Echádle un ojo porque igual os sorprende con alguna interesante!

Perderos por las calles y plazas que envuelven la parte Antigua y caminando os iréis encontrando edificios repletos de historia como la Capilla de los Remedios, la Casa Natal de Jovellanos o el Palacio Valdés.

Aterrizaréis en la Plaza Mayor, céntrica y perfecta para continuar de sidriñas

¿Cómo terminar una buena tarde? Os recomendamos volver al paseo marítimo, de lo mejorcito que tiene Gijón, y volver a andar sobre vuestros pasos hasta dar con el Parque de Isabel la Católica o también llamado “Parque de los patos”. ¡Toca descansar!

Por la noche

Gijon

Vista de San Pedro – Gijón

Gijón es una de las ciudades con más vida de Asturias. Acercaros de nuevo a la parte antigua, la “Malasaña” Asturiana y situaros en la Plaza de Jovellanos. A partir de ahí podéis elegir la taberna para beber sidra hasta la madrugada.

¿No tenéis donde dormir? No os perdáis nuestro buscador de hoteles

Uno de los locales nocturnos más concurridos es el mítico “Bulevard”. También podéis bajar hasta el Puerto Deportivo donde encontraréis pubs abiertos en la Calle San Esteban. Bien es cierto que tendremos que volver una tercera vez para hacer un chequeo profundo de la vida nocturna de Gijón, ¿no dais alguna recomendación?

La entrada Gijón en un día aparece primero en Blog de viajes en grupo The Fun Plan.

Fuente Funplan